Inicio » Actualidad

Intendentes de Mendoza apuestan a la obra pública para reactivar la economía de sus departamentos

30/06/2020 |

En medio de la pandemia, y con la crisis y la falta de fondos enviados por la Nación, los municipios apuestan a obras de diverso calibre. Se destacan Las Heras y Guaymallén, con emprendimientos de gran magnitud.

Intendentes de Mendoza apuestan a la obra pública para reactivar la economía de sus departamentos

Parece lejano el escenario de cortes de cintas, fotos e inauguraciones que fue una constante el año pasado. Es normal que en un año sin elecciones baje el porcentaje del presupuesto destinado a obra pública, pero la pandemia del coronavirus obligó a paralizarla casi por completo.

Es que con la cuarentena el dinero que llegaba de la Nación se cortó. Entonces, los intendentes debieron sacar cuentas para terminar las obras que empezaron en 2019 y avanzar en otros con fondos propios.

Dos comunas se jugaron los ahorros y con obras grandes: Las Heras, con una renovación urbana de $120 millones, y Guaymallén, con el cuarto tramo del carril Godoy Cruz.

“La obra más importante es la de renovación urbana, la plaza Burgos y el Paseo de la Mujer. La licitación se abre el 18 ó el 19 de junio y tiene un tiempo estimado de ejecución de 6 meses. Publicamos la licitación porque tenemos los fondos que son genuinos y municipales”, explicó el secretario de obras y servicios públicos de Las Heras, Francisco Lo Presti.

Por su parte, Marcelino Iglesias remarcó que en su departamento la obra pública se retomó el 1 de abril, y en plena pandemia adjudicaron dos licitaciones: la plaza del barrio Roca y el cuarto tramo del Carril Godoy Cruz. En mayo inauguraron la planta de Espacios Verdes.

“Tenía que tomar una decisión: paralizar la obra o pagar los sueldos. Decidí hacer un equilibrio y seguir a un ritmo normal hasta donde podamos. Pero cuando se terminen los fondos no vamos hacer más llamados a licitación”, cerró.

Hay otras obras importantes pero con un presupuesto más acotado como las de Godoy Cruz. Durante la cuarentena Tadeo García Zalazar terminó el puente y conexión de las calles Carrodilla y La Pampa en la zona del Calvario, que quedaría habilitado desde el 20 de junio. El presupuesto para la obra fue de $30 millones. También entregó a la provincia módulos para el hospital Lencinas por la emergencia sanitaria.

Además, la comuna tiene al menos tres obras en ejecución: la remodelación Polideportivo N° 2 Cerede, el Club Villa Hipódromo y la estación multimodal del Parque Mitre, por un total de $88 millones.

Desde el municipio indicaron que la única obra paralizada es la avenida Perón: tiene un avance del 86% pero dejó de recibir fondos de Nación.

En Lavalle, Roberto Righi apostó a terminar las obras en las que venía trabajando desde hace unos meses como la plaza de Costa de Araujo, el parque de los niños y la ampliación del matadero.

En Junín, Héctor Ruiz tiene 12 obras en ejecución, en tres ellas la construcción del edificio de oficinas del Ministerio de Gobierno ($22 millones) y la remodelación del Hotel de los Inmigrantes ($23 millones). Y para los próximos meses tiene planificada la construcción del Paseo de la calle Primavera ($10 millones) y de la ciclovía del carril Centro ($16 millones).

En San Rafael el panorama es similar. Emir Félix anunció que terminará los detalles del paseo Rawson que habilitó el año pasado y la renovación integral del museo de historia natural. “El espacio cultural será mucho más amplio, con más lugar para muestras, un salón para 80 personas, una biblioteca, bufet y hasta un patio ecológico”, señalaron desde la comuna sureña. También se terminará la remodelación de la plaza de Rama Caída.

En el plan de dar cierre a obras comenzadas también está Maipú. Durante este tiempo se ha avanzado en la remodelación de las calles Maza y Sarmiento, el multiespacio cultural, el recambio del colector cloacal de Luzuriaga y la reconversión lumínica a led.

En Tupungato, ya terminaron en este tiempo la refacción del polideportivo municipal y tienen en ejecución la reparación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, la repavimentación de la calle Las Heras y obras en Cristo Rey.

 

Otras obras

Ajustados con el pago de aguinaldos y el corte de fondos provinciales y nacionales, otros intendentes apostaron a obras modestas.

En Capital se iniciarán tres obras nuevas: el cruce de las calles Brasil y San Juan ($3,7 millones), los muros del cementerio ($3,5 millones) y 4 kilómetros de ciclovía en la calle San Martín (ver arriba).

Por su parte, Sebastián Braganolo anunció para Luján la construcción de una planta recicladora que estará terminada a fin de año ($7,5 millones de inversión).

En Alvear se está trabajando en el SUM del barrio San Carlos, muros de las casas del barro Alimentación, las remodelaciones del cementerio, entre otras. “A pesar de la cuarentena por el Covid-19, las obras en nuestro departamento nunca se detuvieron”, indicaron desde la comuna de Walter Marcolini.

 

Las habituales

Todas las comunas confirmaron que durante la pandemia han continuado con las obras de asfalto, iluminación y saneamiento.

Por ejemplo, en Malargüe se han invertido 75 millones de pesos durante el primer semestre del año en el adoquinado de calles, el salón comunitario Virgen de Los Vientos y Virgen del Carmen, el edificio para el régimen penitenciario y la red de gas en Colonia Pehuenche.

En Rivadavia la situación es similar. “Durante este tiempo hemos realizado tareas de mantenimiento eléctrico, asfaltado de calles y compras de luminarias proyectos. Mantenemos reuniones periódicas para ver cómo están los fondos para mantener los servicios básicos y los salarios de los empleados”, explicó el secretario de Gobierno de Miguel Ronco, Martín Liberal.

“La obra más grande que vamos a hacer ahora es una plaza que se ha hecho el cierre perimetral porque allí se construirán tres sectores: uno para la polícia, otro para un refugio de una fundación y otro será un polideportivo. Todavía no tenemos el cálculo de la obra”, añadió el funcionario.

 

Innovación

Cuando asumieron, los intendentes de La Paz y Santa Rosa denunciaron que las cuentas estaban en rojo y solicitaron aportes del tesoro de la Nación al presidente Alberto Fernández.

Con pocos fondos en las arcas, los jefes comunales recurrieron al ingenio para mantener activa la obra pública.

En La Paz, Fernando Ubieta lanzó un plan de paisajismo inteligente en las plazas. Se trata de un proyecto basado en el ahorro hídrico que llevará a cabo con el método de Xeriscape.

“Este proyecto busca sectorizar las plazas de la comuna generando un estilo de paisajismo, aprovechando inteligentemente el recurso hídrico. Comenzamos a trabajar en la Plaza Eva Perón, que está abandonada desde hace años y seguiremos con este plan por cada una de las plazas”, dijo la directora de Obras Públicas y Privadas, Sonia Lambas.

Por su parte, la santarrosina Flor Destéfanis decidió construir casas para los vecinos con fondos del municipio. “Se construirá una vivienda social por mes hasta fin de año. Se realizarán con el aporte solidario de la intendenta, funcionarios y concejales del Frente Todos”, explicaron desde la comuna

Además, ya tienen confirmados fondos nacionales para hacer obras de ampliación y renovación de la red de agua potable.

Fuente: Los Andes

Dejar un comentario