Inicio » Arquitectura

Entretenimiento del futuro en un shopping con sello platense

El proyecto para lo que será un novedoso centro comercial está a cargo del arquitecto de nuestra ciudad, Gabriel Levy. Se desarrollará en lo que era el “Buenos Aires Design”

A fines del año próximo, la ciudad de Buenos Aires contará con un centro comercial, en el corazón de Recoleta, que se adelanta como único en el país. Y la dirección del proyecto está a cargo de un arquitecto platense. Se trata del predio de lo que era el “Buenos Aires Design”, y que ahora se llamará “Oh! Buenos Aires”, como el shopping “Oh! La Barra de Punta del Este”, perteneciente al grupo Hatzlaja, que ganó la adjudicación del predio porteño por los próximos 15 años, tras una oferta de cinco millones de pesos mensuales. Hatzlaja es un holding uruguayo-panameño que iniciará la obra en Recoleta a fines de este año, y que es dueño además de uno de los centros comerciales más importantes de la ciudad esteña.

 

EL PROYECTO DEL NUEVO CENTRO DE ENTRETENIMIENTOS EN CABA ESTÁ LIDERADO POR UN ARQUITECTO DE LA PLATA

El director del proyecto es el arquitecto Gabriel Levy, (50) quien vive actualmente en City Bell, y quien, tras recibirse en la Universidad Kennedy de Buenos Aires, vivió 15 años en Panamá. Pero, casado con una platense, Evelyn Lacki, adoptó definitivamente a nuestra ciudad como su lugar en el mundo.

«Estamos convencidos de que podemos convertir el espacio en una revolución del entretenimiento y la gastronomía, asegura Levy, quien no descarta que un proyecto de esta envergadura pueda desarrollarse también en el futuro en nuestra ciudad.

“La Plata cuenta con todos los elementos para poder desarrollar un espacio de estas características -asegura- y de hecho actualmente no hay ningún lugar así. Sería muy interesante para la Ciudad, que cuenta con mucha población joven, ya que es un emprendimiento básicamente destinado al entretenimiento y la gastronomía. Solo faltaría que se interesen inversores”.

 

UN PROYECTO NOVEDOSO

El proyecto, a cargo del arquitecto de nuestra ciudad, incluye la construcción del primer centro de entretenimiento “covid friendly” de la Argentina. Todos los locales deberán adaptar sus espacios a los nuevos protocolos sanitarios, procesos que ya están incluidos en el proyecto.

“Por ejemplo -describe Levy- con cámaras térmicas, baños con sensores y lavados controlados. Porque estamos en tiempos de pandemia y no se sabe cuánto más va a quedarse el virus entre nosotros, aunque cuando este proyecto comenzó, el Covid no existía”.

En cuanto al rubro entretenimiento, que será uno de los puntos fuertes del emprendimiento, el arquitecto Levy adelanta que “está pensado para todos los grupos de jóvenes, con tecnología de última generación, con simuladores, túneles de viento, muros para trepar, un carrousel gigante y muchas otras novedades. La idea es abandonar el concepto de shopping que existía antes en ese lugar, para convertirlo en un mega parque de entretenimientos con características similares a los que se encuentran en ciudades como Dubai o Nueva York, y para tal fin está prevista una inversión de más de 13 millones de dólares en obras”.

Mientras tanto, se sigue avanzando en las negociaciones para los futuros locatarios del centro de entretenimiento y gastronomía, incluyendo algunos que formaban parte del ex Design, como el Hard Rock Café y algunos otros.

No obstante, la distribución del uso del espacio será muy distinta, con un 40 % para entretenimiento y cultura; 24 % para gastronomía; 18 % para estacionamiento; 16 % para comercios y oficinas y 2 % a espacios de coworking. “Un gran porcentaje -señala el arquitecto de nuestra ciudad- estará dedicado al entretenimiento y la gastronomía”-.

La parte estrictamente edilicia, en tanto, no podrá modificarse demasiado ya que se trata de un edificio histórico que es patrimonio cultural.

 

UN ESPACIO CON HISTORIA

El edificio de Recoleta había nacido como convento en el año 1732 y, después de una puesta en valor, en 1993 se convirtió en el shopping especializado en diseño y decoración Buenos Aires Design. Estuvo otorgado en concesión durante 25 años; primero lo tuvo la empresa Pérez Companc, y después el grupo IRSA. Pero el 18 de noviembre de 2018 venció el contrato, y las negociaciones para una prórroga no prosperaron.

A fines del año pasado, cuando se lanzó la licitación, IRSA se presentó y compitió con las sociedades Ingeniería y Arquitectura, Fideicomiso Nuevo BAD y Hatzlaja. Finalmente, fue esta última la que resultó ganadora.

Según el gobierno porteño, se evaluaron criterios de urbanización, resguardo patrimonial y proyecto de uso, y luego se analizaron las propuestas económicas. También, además de la puesta en valor del edificio, está contemplada la preservación del patrimonio histórico-cultural, al tiempo que permite la integración urbana y la mixtura de usos para que más vecinos puedan disfrutar del espacio.

Fuente: El Día (La Plata)

Dejar un comentario