Inicio » Portada

En la Ciudad creen que la construcción podría habilitarse en septiembre

El gobierno porteño trabaja en los protocolos que permitan la vuelta de la construcción y los sectores asociados, pero no se atreven a dar una fecha para la vuelta de la actividad. La utilización del transporte público es la principal traba para abrir uno de los rubros que más empleo genera en el AMBA, en donde se concentra casi el 50% del trabajo entre obras públicas y privadas.

«Está para la etapa 3, casi 4. Es de lo último que va a volver», confiaron a LPO desde el gobierno porteño. Si bien es uno de los sectores que determina la marcha de la economía en la Ciudad, en Parque Patricios explican que las obras «requieren un cuidado mayor que el de un empleado de comercio» y en el contexto actual de casos es necesario evitar cualquier foco de contagio. Por eso septiembre aparece como el escenario más razonable para las obras que tienen menos de 90 días para finalizar y por último, en octubre, aquellas mayores a 5 mil metros cuadrados.

En el sector indicaron que prefieren que la habilitación llegue cuando no sea necesario volver atrás y no tener que aplicar un «stop and go». Empezar una obra y frenarla porque los obreros se enfermaron es un escenario que quieren evitar a toda costa.

Mientras el número de casos en la Ciudad continúa en aumento, hay varios gremios que ya tienen confirmado su retorno a la actividad. Los escribanos volvieron a abrir sus oficinas el lunes bajo un estricto protocolo. Los contadores hará los propio la semana próxima, al igual que los peluqueros y los abogados, que también regresarán al trabajo en esa etapa. Los contadores podrán trabajar solo una vez por semana en forma presencial.

Por eso en la administración capitalina trabajan junto a los gremios y empresas constructoras un protocolo de vuelta al trabajo que aborda desde la llegada de los obreros a la construcción y el transporte, hasta el lugar para dejar la ropa y desinfectar la que utiliza. Lo mismo para las herramientas y distintos elementos. «El tema de compartir mate y esas cosas son hábitos que deben modificarse», aseguraron. Incluso LPO pudo saber que circula la idea de que los obreros utilicen una pulsera con alarma que suena cuando hay personas a menos de dos metros de distancia, un dispositivo que se utiliza en algunos países de Europa.

Desde el sector de la construcción aseguran que fueron los primeros en presentar un protocolo, pero que el transporte es el mayor obstáculo. «Es una actividad que se realiza al aire libre, salvo excepciones, pero eso se cubre con tapabocas y guantes», explicaron. De todas formas, en la Ciudad oficializaron que las primeras obras en abrirse serán aquellas que necesitan menos de 90 días para finalizar.

La construcción es uno de los rubros más complicados: según el Indec tuvo una caída del 56,8%, uno de los mayores entre todos los sectores de la economía. Si bien la obra pública está considerada dentro de los servicios esenciales, solo un 45% de las obras licitadas continúa en ejecución.

¿Cómo solucionar la cuestión del transporte? «El transporte depende de la empresa que realiza la obra y los certificados de obra se cobrar históricamente con un atraso de 2 a 3 meses y no les cierran los números si se suman nuevos costos. Es complicado de resolver por las distancias. Hay ciudades del interior donde las distancias son más cortas y no se usa tanto transporte público. Allí sí pudieron retomar la actividad», dijeron a LPO.

Como sucede desde que a mediados de marzo se decretó la cuarentena estricta, plomeros, electricistas y gasistas pueden acercarse a los hogares de sus clientes para resolver emergencias, pero no para realizar trabajos de remodelaciones o refacciones que no sean imprescindibles. Carpinteros y techistas también deben esperar a una fase más avanzada para volver al trabajo.

Según explicó el ministro de Desarrollo Económico José Luis Giusti días atrás, hay seis etapas de cuarentena diagramas y pasados 15 días los gobernantes deciden si pasan a la siguiente o no. Pero parece complicado que la vuelta de la construcción pueda desacoplarse en la Provincia y la Ciudad

 

Fuente: La Politica on Line

Dejar un comentario