Inicio » Vialidad

Kicillof define pliegos y financiamiento para repavimentar las tres rutas que atraviesan el Conurbano

24/08/2020 |

Se trata de la 4, la 6 y la 41. En tanto Nación avanza con la construcción de la Presidente Perón.

El gobierno de Axel Kicillof busca poner a punto tres rutas clave para el conurbano. Se trata la ruta 4, la primera autovía que rodea la Capital Federal después de la General Paz, la ruta 6 y la 41 ya por fuera de los distritos del Conurbano, pero con un tránsito intenso.

Desde el gobierno aseguran que el objetivo es avanzar con la reparación de los tres anillos que atraviesan los distritos del Conurbano. En tanto, se le sumará la autopista Presidente Perón, cuya construcción está a cargo del gobierno nacional y el ministro Gabriel Katopodis ya reactivó.

Cruzando la General Paz en sentido a provincia, la primera ruta que aparece es la 4, una autovía de unos 70 kilómetros conocida también como Camino de Cintura y que une San Isidro con Florencio Varela.

Las obras se van a realizar con un crédito del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Desde La Plata explican que la parte norte de esa ruta está en buenas condiciones y no se va a tocar. En cambio, los trabajos se van a enfocar en la zona oeste y sur. «Son proyectos que están financiados, tenemos los fondos y van a generar mucho beneficio a nivel transporte», aseguró a LPO el ministro de Infraestructura, Agustín Simone.

Le sigue la autopista Presidente Perón que lleva adelante el gobierno nacional. Se trata de una mega obra de 83 kilómetros repleta de complejidades por atravesar zonas urbanas. El trazado arranca en Merlo, en el cruce del Camino del Buen Ayre y la ruta 7 y atraviesa el Conurbano hacia el oeste para terminar en la ruta 2, a la altura de Berazategui.

La autopista Perón, que lleva décadas sin terminarse, avanzó durante la gestión de Macri hasta septiembre del año pasado cuando las obras se paralizaron luego de inaugurar el tramo de 11 kilómetros que va de La Matanza a Merlo. Katopodis reactivó los trabajos.

En septiembre del año pasado el gobierno de Cambiemos inauguró 11 kilómetros entre La Matanza y Merlo. Y después de la inauguración se paralizaron las obras.

Cuando asumió Gabriel Katopodis en el Ministerio de Obras Públicas, todo estaba frenado. En los meses previos a la pandemia se logró reactivar y los trabajos no se detuvieron con la cuarentena porque se estableció un protocolo que se cumple con rigurosidad.

La obra es compleja toda vez que se requieren unas 3.900 expropiaciones de tierras, porque se construye a través de campos o zonas urbanizadas donde no había una traza previa ni calles. Esto implica remover tierras, llevar a cabo obras hidráulicas y también de rampas y vinculaciones.

Le sigue la ruta 6, construida en la década del ’60 y que atraviesa 12 distritos (desde Zárate a La Plata) durante 180 kilómetros. La reparación de la autovía fue terminada en 2015 por el gobierno de Daniel Scioli. Incluso fue una de las obras que sirvieron de plataforma de campaña.

Pero en los últimos años fue cuestionada por la calidad de sus trabajos, cuando rápidamente se pudo ver un deterioro importante, en particular en la zona norte.

El ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone, piensa reparar la estratégica ruta 6 que conecta doce distritos de Zárate a La Plata. Fue la gran promesa de la gestión Scioli, pero la mala calidad d elos materiales utilizados hizo que se deteriorara casi de inmediato.

La reparación total costará unos 270 millones de dólares. Desde el Ministerio de Infraestructura planean la reparación completa y la construcción del tramo que falta y que debe unir la capital provincial con el puerto La Plata, ubicado en el límite entre Berisso y Ensenada.

Desde el ministerio aseguran que en su totalidad la obra contempla la rehabilitación de la autovía, repavimentación de calzadas, obras de seguridad vial, defensas, iluminación y señalización.

El objetivo es avanzar con los trabajos en cinco tramos y por estos días se está avanzando con los pliegos. Según fuentes del ministerio, el crédito está gestionado y aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien por estos días tiene en sus manos los pliegos para analizarlos.

Finalmente, la ruta 41 se extiende por casi 350 kilómetros desde Baradero hasta la Bahía de Samborombón y si bien no forma parte de los distritos que administrativamente conforman el Conurbano, mantiene con estos una interacción constante.

Desde el gobierno explican que ya cuentan con el proyecto y que buscarán negociar con Vialidad Nacional el financiamiento para llevar adelante la obra.

Fuente: La Politica on Line

Dejar un comentario