Inicio » Portada

Compre Neuquino: Negocio para pocos

06/10/2020 |

Guiño para los “dueños” de la obra pública en Neuquén capital

Está en vigencia un nuevo régimen de participación en las licitaciones que prioriza a las empresas radicadas en la ciudad de Neuquén o en otras localidades de la provincia.

Ya está en vigencia el “compre neuquino” para la obra pública y servicios que se liciten en la capital de Neuquén. El nuevo régimen pone a las empresas radicadas en la ciudad en condiciones de prioridad frente a otras firmas que lleguen desde afuera, en toda compulsa pública que se realice.

Visto hasta acá, los objetivos que persigue esta nueva disposición parecen auspiciosos. La idea es fomentar el trabajo, la inversión y la mano de obra local. Incluye a constructoras, desarrolladoras, pymes, prestadores de servicios y profesionales de diferentes rubros.

Sin embargo, este “compre neuquino” lejos está de producir grandes cambios en las millonarias licitaciones de obras públicas. Y es poco probable que abra al juego a nuevos y más pequeños emprendedores, por la competencia técnica y financiera que tendrán del otro lado. Es más, vendría a consolidar el gran paquete de proveedores que ya existe desde hace años.

En la última década, al menos siete empresas constructoras fueron quedándose con todas las licitaciones, desde las de gran envergadura como el nuevo edificio de la municipalidad en el oeste o el nodo vial de Doctor Ramón, hasta obras de pavimento y pluviales.

En un relevamiento realizado por RÍO NEGRO, desde 2016 a 2019 siete firmas acapararon la gran mayoría de las licitaciones que en total alcanzaron la suma de 1.800 millones de pesos. Todas, menos una, tiene domicilio legal en la ciudad capital o en alguna localidad de la provincia de Neuquén.

Y precisamente a estas empresas es a las que apunta este nuevo “Régimen de promoción de las actividades económicas para la adquisición de bienes y la contratación de obras y servicios en la municipalidad de Neuquén”, que comenzó a regir a partir de la publicación del decreto 498.

Este sistema beneficiará a personas físicas, jurídicas, consorcios, UTEs, profesionales, cooperativas y a “cualquier otra modalidad de asociación lícita”. Solo deben demostrar dos años de antigüedad de domicilio legal, fiscal y asiento de sus actividades en la ciudad de Neuquén o en otra localidad de la Provincia; y tener hasta el 50% de los vehículos de su flota radicados en la capital o ciudad del interior provincial.

El objetivo es priorizar a las empresas y profesionales locales, fortalecer el vínculo entre lo privado y lo público”.

En el caso de las uniones transitorias de empresas, se pueden dar dos casos. Ejemplo uno: una firma radicada en la ciudad y la otra no. La primera deberá demostrar, para obtener el beneficio, tener el 30% de participación en la sociedad, y así se transformarán en proveedor municipal.

Ejemplo dos: una firma con domicilio en la provincia y la otra radicada en otra provincia argentina. La primera deberá demostrar ser dueña del 30% de la participación societaria para ser considerada proveedor provincial.

Estas dos clasificaciones son las que entrarán en juego a la hora de definir a quien se le dará prioridad y a quien se le adjudicará la obra en cuestión.

Las empresas radicadas en la capital son las que siempre ganarán. No solo tendrán prioridad a la hora definir la adjudicación sino también podrán mejorar su oferta cuando una firma de afuera o provincial ofrezca un precio menor. Además, en caso de igualdad de ofertas entre proveedor municipal y proveedor provincial, se le dará la obra al municipal sin chance para el otro, de mejorar el precio ofrecido.

En ese juego de piedra, papel y tijera, que dispone el “compre neuquino”, se establece que en el caso de que una empresa radicada en la capital (proveedor municipal) compita con otra radicada en otra localidad dentro de la provincia (proveedor provincial) y ésta realice una oferta menor; siempre y cuando la oferta del proveedor municipal no supere el 8% de diferencia respecto del precio de la otra, podrá mejorar o igualar la oferta y tendrá derechos a su adjudicación.

En el caso de que compulsa sea entre un proveedor provincial y uno no local (firma radicada en otra provincia), el porcentaje de diferencia es del 4%.

“En caso de igualdad de precios entre un proveedor municipal y un proveedor provincial, prevalece el beneficio del proveedor municipal y en caso de igualdad de ofertas entre dos proveedores municipales se los llamará a mejorar la oferta a ambos”.

Y este juego de enroque sigue dando prioridad a las empresas radicadas en la ciudad en todas sus posibles combinaciones.

En caso de igualdad de precio de las ofertas entre un proveedor municipal y un proveedor provincial, se podrá adjudicar la oferta al proveedor municipal, sin llamar a mejora de ofertas. En caso de igual de precio de las ofertas entre un proveedor municipal y uno no local se podrá adjudicar la obra sin llamar a mejorar la oferta. Si un proveedor provincial iguala su oferta con un proveedor no local, la obra se adjudicará al primero.

Y si por las dudas, estos beneficios no alcanzan para dar prioridad a las firmas neuquinas, el secretario de Coordinación e Infraestructura del municipio, Alejandro Nicola, aseguró que en los pliegos de las licitaciones se hilará un poco más fino a fin de “priorizar el compre neuquino”.

En los últimos 10 años, las licitaciones lanzadas por el municipio capitalino fueron acaparadas por las empresas neuquinas, radicadas en la capital o en el interior provincial.

Desde 2016 a 2019 se realizaron 56 llamados a licitaciones públicas y privadas en la ciudad.

De las 12 firmas que, juntas o en unión transitoria de empresas, protagonizaron la obra pública, siete se llevaron el mayor volumen de licitaciones y, en muchos casos, de ganancias.

Todas ellas podrán acceder a los beneficios que establece el “régimen de promoción de las actividades económicas para la adquisición de bienes y la contratación de obras y servicios en la municipalidad de Neuquén.

Solo una tiene domicilio legal en una ciudad de otra provincia, pero tiene en la capital una sede administrativa. Esto podría ser un factor de negociación, si es que reúne las condiciones o si se logra asociarse con otra firma local para presentarse a una licitación.

Fuente: Diario Rio Negro

Dejar un comentario