Actualidad

Interna constructora: Techint y otros grandes del sector conformarían una nueva asociación

No se van de la Cámara Argentina de la Construcción, pero no están conformes con la gestión de Iván Szczech, el actual presidente que será reelegido hoy

Luego de la causa de los cuadernos, en la que varios de los grandes empresarios de la construcción admitieron que pagaron coimas –y algunos estuvieron detenidos–, una nueva interna involucra a la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

Dos de los grandes de sector, Techint y Panedile, encabezan un grupo de empresas que “romperían” con la tradicional Cámara sectorial, aunque sin abandonarla, y buscarían armar una nueva asociación. “Una suerte de G6 de la construcción”, aseguran fuentes del sector.

Si bien el descontento es obvio, no se enfrentarían a Camarco, pero buscarán poner foco en defender el lobby de las grandes empresas del segmento. Aún no decidieron como se llamará el nuevo grupo.

Paolo Rocca y Hugo Dragonetti, titulares de ambas compañías, no están conformes con la gestión de Iván Szczech, el actual presidente de Camarco, cuya reelección será anunciada hoy. En resumen, lo ven muy cercano al Gobierno de Alberto Fernández –algo que en general ocurre siempre con el titular de la Cámara–, pero sobre todo creen que es un presidente “muy pyme” y “sin peso”, o poco dispuesto, a jugarse por los intereses de las grandes constructoras.

No cayó nada bien entre los grandes la falta de lobby por temas de obras importantes y crédito internacional: hubo pedidos de reuniones por esos temas que nunca llegaron a buen puerto. Además, señalan a Szczech por haber estado muy cerca de María Eugenia Bielsa, la primera ministra del gabinete de Fernández que dejó su cargo, y sus proyectos de viviendas sociales. Además, el actual presidente de Camarco apoyó la ley de abastecimiento para sector. Eso y la reelección que se acordó el domingo pasado fueron las gotas que rebalsaron el vaso de los pesos pesados.

“Vemos cierta inacción sobre nuestro tema. No nos vamos, pero vamos a reclamar por nuestros temas. La Cámara está con cuestiones muy generales”, asegura el presidente de una de las empresas. “Se perdieron 150.000 puestos de trabajo en estos años y se podrían haber hecho las cosas de otra manera”, dijo.

En la nueva conducción, ni Techint ni Panedile serán consejeros de Camarco, a la que habían regresado luego de varios meses luego de la causa de los cuadernos. La Cámara es manejada por 35 consejeros y una mesa directiva encabezada por el presidente.

En medio de la interna, los grandes impulsaban la vuelta de Gustavo Weiss a la presidencia, pero éste tenía alguna resistencia de las empresas del interior y optó por seguir la tradición de la Cámara de que los presidentes duran dos años en el mandato. Todo eso se definió en un Zoom el fin de semana pasado. Este que comienza es el segundo año de Szczech, quien había reemplazado a Julio Crivelli, el primer presidente no constructor de la Cámara y quien encabezó la transición luego de los cuadernos.

Al comienzo de la pandemia, Rocca y Fernández se cruzaron luego de que Techint Constructora anunciara 1.450 despidos. El Presidente habló de “empresarios miserables” y le dijo directamente a Rocca: “Hermano, esta vez colaborá”. Meses después, en octubre, recompusieron relaciones durante un almuerzo secreto en Olivos.

Abastecimiento

La semana pasada, el sector de la construcción festejó su día con una acto en la planta de Loma Negra, Olavarría. Con la presencia virtual del Presidente Alberto Fernández y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, Szczech, abrió el evento con un discurso en donde señaló, luego de agradecer el diálogo, las necesidades del sector. En esa ceremonia, el presidente aseguró que aplicarán la ley de abastecimiento ante los faltantes de materiales.

“La Cámara va a cumplir 85 años, está presente en todo el país, 24 delegaciones provinciales y más de 1300 socios, el 93% son pymes y dando trabajo directo a 270.000 obreros. Este año fue particularmente difícil, veníamos de dos años de caída ininterrumpida, tanto en la obra pública como en la privada, perdimos 180.000 puestos de trabajo y la pandemia nos dio un golpe de gracia”, explicó el empresario. “Nuestras empresas están en una situación muy crítica, sin capital y con mucha necesidad de trabajo”, agregó el titular de Camarco.

Fuente: Infobae

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *