Autopista con mucha demora en el inicio de obras para el tercer carril

Empresas en esta noticia

Hay por lo menos 8 kilómetros de autos debido a la restricción de circulación, sentido a La Plata, entre los kilómetros 18 y 19,5

Importantes demoras se registraban esta tarde en la Autopista La Plata-Buenos Aires sentido provincia en el inicio de las tareas para la construcción del tercer carril.

Las obras se iniciaron esta mañana y para ello se restringió la circulación entre el kilómetro 18 y el 19,5, por donde el paso de los vehículos es por un solo carril, generándose una extensa cola de autos, camiones y colectivos de por lo menos ocho kilómetros, de acuerdo a lo informado por los propios usuarios de la Autopista.

La construcción del tercer carril de circulación entre Avellaneda y Berazategui estará a cargo de la UTE (Unión Temporal de Empresas) que nuclea a Eleprint S.A., COARCO S.A. y Marcalba S.A., con un plazo de 120 días para concretar la ampliación, a partir de un presupuesto que supera los 115 millones de pesos.

De acuerdo con la información oficial, la longitud total del tramo a remodelar es de 18,14 kilómetros, entre las progresivas 12,00 y 30,14. En ese sector, la Autopista tiene actualmente una configuración de dos carriles por sentido de circulación, con banquinas pavimentadas de ancho variable; cuenta con tres accesos con estación de peaje, correspondientes a la localidad de Bernal y las ciudades de Quilmes y Berazategui. Las obras proyectadas se dividen en dos tramos.

El primero, entre las progresivas 12,00 y 21,00 -correspondiente esta última al peaje Quilmes-, en el que se creará un tercer carril en ambos sentidos con “banquina resistente”, previendo la futura ampliación a un cuarto carril. El segundo tramo en obra, desde la progresiva 21,00 a la 30,14, tendrá también un flamante tercer carril en ambos sentidos de circulación, pero las banquinas serán del tipo “pavimentadas simples”.

El área de influencia del proyecto que hoy entrará en fase de ejecución incluye parte de los distritos de Avellaneda, Quilmes y Berazategui. Con plazos de obra de 120 días, y de conservación de 180 días, se prevé que el cronograma de trabajos permita habilitar los nuevos carriles al culminar el primer semestre de 2014, si las condiciones climáticas lo permiten. La autopista Ricardo Balbín es gestionada desde el año pasado -cuando salió de la órbita nacional y fue desplazada la concesionaria «histórica», Coviares-, por la empresa estatal Autopistas de Buenos Aires Sociedad Anónima (AUBASA).

Según se aclaró, los trabajos previstos se realizarán simultáneamente en ambos sentidos de circulación, y por fuera de la calzada preexistente, por lo que se previeron los recaudos necesarios para minimizar las molestias a los usuarios. Si bien la mayor parte de la operatoria será diurna, algunos trabajos de fresado se van a realizar durante las noches. Actualmente, el tránsito medio diario anual de la Autopista, en el peaje Dock Sud, asciende a 116.559 vehículos, mientras que en el peaje Hudson es de 74.396 coches

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.