Estación de 500/132kV Gran Paraná $700 Millones

La Estación de 500/132kV Gran Paraná que se construye en la zona del Acceso Norte, de la capital entrerriana, duplicará la capacidad de provisión de energía de la provincia y garantizará un horizonte de previsibilidad a 20 años. Lo confirmó este mediodía el gobernador Sergio Urribarri, que recorrió la obra que beneficiará en forma directa a un millón de entrerrianos e independizará a la provincia de la provisión de energía que proviene de Santa Fe. «Esta es la obra del siglo», graficó el mandatario.

Con la llegada de dos modernos transformadores de 250.000 kilogramos cada uno, en una travesía desde Brasil que demandó 10 días (en barco hasta Zárate y después por tierra en carretones) se comienza a instalar el equipamiento en esta obra que registra un 45 por ciento de avance y la que trabajan diariamente 270 operarios.

“Duplicamos la capacidad de provisión de energía de la provincia y garantizamos un horizonte de previsibilidad de más 20 años, no sólo para la industria sino para todos los entrerrianos”, dijo el mandatario.

También destacó que la obra, que demandará una inversión superior a los 700 millones de pesos, es financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el gobierno nacional a través de un convenio con el Ministerio de Planificación Federal.

«Esta obra, como tantas otras en la provincia, no hubieran sido posibles sin el apoyo de la Presidenta y del ministro Julio De Vido. Con ellos avanzamos en las gestiones que fueron necesarias para hacer de este proyecto una obra en marcha como la que estamos viendo. Una vez más el federalismo de los recursos, no el de los discursos», remarcó el entrerriano.

Junto al vicegobernador José Cáceres; a la intendenta de Paraná, Blanca Osuna, y al titular de Enersa, Alfredo Muzachioddi, y parte del gabinete provincial, el gobernador se acercó hasta la Estación de 500/132kV Gran Paraná para observar la llegada de los transformadores, de 300 MVA cada uno, que comenzaron a instalarse este lunes. A la capacidad energética actual de 600 MVA se sumarán otros 600.

“Es la obra de la historia de Entre Ríos en materia energética”, aseguró el mandatario y señaló que “nunca en la provincia se había hecho una obra de tanta magnitud. La única obra importante que se recuerda es la de la represa de Salto Grande en los años ´70”.

«Vamos a dejar de depender de Santa Fe que es desde donde se transporta la energía y a su vez descongestionamos a esa provincia”, indicó Urribarri.

Luego sostuvo que esta obra “es una vieja deuda de décadas que tenía el Estado provincial con Entre Ríos y conjuntamente con otras obras que hemos concretado, como rutas, escuelas, hospitales, la licitación del puerto Ibicuy que se realizará en 20 días, nos llena de alegría”.

El gobernador confirmó además que “la inauguración de la nueva estación será entre mayo y junio del año que viene. Si bien yo quisiera hacerla el 29 de junio que es el bicentenario del Congreso de Artigas, si está lista en mayo seguramente la inauguraremos en ese mes”.

Luego agregó que en la obra se invierten aproximadamente 700 millones de pesos.

“Días atrás hablábamos con el vicegobernador José Cáceres en Capital Federal, del crecimiento productivo e industrial de Entre Ríos y hacíamos mención de ese 46 por ciento de crecimiento del Producto Bruto Geográfico en estos seis años, y todo eso indica que esto va a continuar», explicó.

«Sancionamos hace muy pocos meses atrás una Ley de Promoción Industrial que va a incentivar aún más a este crecimiento que ya se viene dando hace seis años en materia de industria en Entre Ríos, pero si no había energía, qué industria íbamos a promover. Así que por supuesto esto garantiza este crecimiento inédito que ha tenido y que va a seguir teniendo la industria en la provincia de Entre Ríos”, concluyó el primer mandatario entrerriano.

Obra emblemática

Por su parte, la intendenta de Paraná, dijo: “Sin duda alguna, es la seguridad de la infraestructura de energía eléctrica que nuestra ciudad, nuestra región necesita. Es una obra emblemática y una inversión histórica y la verdad que a la par de otras inversiones, que no por ser menores en volumen impactan fuertemente en la realidad y el desarrollo de nuestra ciudad. Así que estoy muy, muy contenta, orgullosa de compartir además con compañeros de la gestión municipal, provincial y nacional este paso tan importante que estamos dando”.

Por otra parte, indicó que “el depender de la estación transformadora de Calchines, en la provincia de Santa Fe trajo aparejado de manera sistemática y recurrente problemas de tensión, de bajas, de corte, que si bien no son absolutamente regulares, para quien está produciendo, sí que impacta. Esto es realmente apostar al desarrollo y es además darle a las personas y a la producción la seguridad que requieren”.

La obra

El coordinador técnico de Enersa, Guido Momeso, coincidió con el gobernador en que “es la obra del siglo, la que le faltaba a Entre Ríos” porque permitirá garantizar la provisión de energía, ya que desde Santa Fe “viene por líneas de menor calidad y seguridad”. “Las dos líneas que vienen de Santa Fe a Paraná este año colapsaron en el verano y a partir de mayo la energía de Salto Grande vendrá a Paraná y desde acá saldrán cinco líneas para toda la provincia que van a asegurar el abastecimiento eléctrico”, añadió.

Luego precisó que cada transformador es de 300 megavatios lo que permitirá duplicar lo que actualmente tiene Enersa. “Cada uno pesa 250.000 kilos cada uno”, mencionó y luego agregó que provienen de San Pablo, Brasil, desde donde salieron en barco hasta el puerto de Zárate y de allí tardaron 10 días en camión hasta Paraná. “En una semana más estarán colocados”, comentó.

En el Acceso Norte, más precisamente en Ingeniero Bucart, entre calles 861 y 863, de la capital entrerriana, se instalan dos transformadores de 300 MVA de potencia y de considerables dimensiones: 10,3 metros de largo, 4 metros de ancho y 6 metros de alto cada uno, y un peso de 215.000 kilos. Se trata de un hecho fundamental, ya que representa un importante grado de avance que se completará cuando se realice la conexión en 500 KV, intercalando la nueva estación con la línea existente que une Salto Grande con Santo Tomé, en la provincia de Santa Fe.

La obra mejorará considerablemente el sistema de transporte en extra alta tensión y otorgará mayor sustentabilidad y seguridad a la demanda del consumo de energía, que en la provincia estará por encima de la media nacional. Otra ventaja es que posibilitará una mayor disponibilidad de energía eléctrica para abastecer a la región oeste de la provincia, lo que evitará restricciones en el abastecimiento de dicha zona.

Otro aspecto positivo es que acompañará el desarrollo económico de la región al generar nuevas inversiones que posibiliten el crecimiento del sector productivo en el territorio entrerriano. De esta forma, Enersa, en forma articulada con el gobierno provincial, alcanza una necesaria inversión en su sistema operativo que se impone en tiempos donde el consumo de energía se incrementa en forma paulatina. De este modo la empresa acompañará este crecimiento con obras de infraestructura que requieren de una importante inversión para el sector.

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.