Más de 500 obreros y 12 grúas para construir 1.000 viviendas en Mendoza

Con una imagen que a veces se observa en grandes centros urbanos, la obra del plan Procrear, de Suipacha y Tiburcio Benegas en la 6a Sección, muestra una envergadura de equipamiento, mano de obra y maquinarias que no es frecuente apreciar en el medio.

Actualmente, hombres y máquinas trabajan en el movimiento de suelos donde se levantarán las 12 torres de edificios.

Posiblemente pueda considerarse a la construcción de 1.009 viviendas en terrenos ferroviarios de la 6a Sección como uno de los emprendimientos constructivos más grandes en la provincia y en los últimos años. Allí se levantarán 12 edificios de propiedad horizontal para viviendas, de 1, 2 y 3 dormitorios.

Desde hace varios meses, muchos operarios, en un promedio de 600 personas diarias, están abocados a realizar las fundaciones de los edificios que se instalarán en el lugar, una zona que está definida por las calles Tiburcio Benegas, Suipacha y Belgrano, y que antes era base de un asentamiento precario.

Allí están desplegados tres grupos de empresas, encabezados por OHA-Laugero (a cargo de 520 unidades habitacionales), Ceosa-Tolcon (404 unidades) y Petersen Thiele y Cruz (185 unidades), que en aproximadamente 485 días deben ejecutar 132.855 m2. Se explicó alguna vez que es como levantar un nuevo Unimev en esa parte de la ciudad.

Uno de los impactos visuales que da una magnitud de la obra lo constituye el parque de grúas torre, equipamiento básico para la construcción de edificios por su capacidad de transportar grandes pesos.

Son 12 los equipos de este tipo que se ven desde el exterior, constituyendo un «panorama» poco habitual en el medio, ya que en ocasiones se observa un menor número de estas torres en otras construcciones.

Según explicaron algunos operarios, con quienes se conversó en el tiempo dedicado al almuerzo, las grúas son de distinta altura. Algunas que se encuentran cerca de la calle Tiburcio Benegas, son de 25 metros de alto, destinadas a la construcción de las torres para habitar más altas, que en este proyecto tienen 12 niveles. Otros aparatos de este tipo alcanzan los 12 metros, lo que es indicativo que serán usados en los edificios de hasta 5 pisos.

Por ahora, las compañías están realizando las excavaciones para emplazar las moles que serán los futuros hogares de muchos mendocinos. Se descarta que será novedoso el momento en que estas ‘plumas’, otra forma de nombrar a los grandes mecanos, comiencen a levantar las cargas en forma simultánea. Algunas pueden izar de 1.000 a 3.000 kilogramos. El brazo de carga de estos implementos tienen lastres para hacer contrapeso al brazo de izamiento en el momento de elevarse.

Las grúas se ven por toda la propiedad, pero en las inmediaciones de Tiburcio Benegas y Suipacha se aprecia la mayor cantidad.Desde afuera también se observa y se siente el trabajo de martillos neumáticos, que rompen los restos de hormigón existentes, recuerdo de antiguas instalaciones ferroviarias. También están en plena tarea las orugas para levantar tierra, las retroexcavadoras, los camiones hidrogrúas y los volcadores.

http://www.losandes.com.ar/

 

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.