$12 Millones para recuperar el edificio del IPPS

San Fernando del Valle de Catamarca

El ministerio de Obras Públicas lanzó la licitación para las obras de refuncionalización del inmueble.

El Gobierno gastará $12 millones para recuperar el edificio del IPPS

Se oficializó la convocatoria del llamado a licitación para realizar las obras que permitirán refuncionalizar y poner en condiciones el viejo edificio donde funcionaba el Instituto Provincial de Previsión Social (IPPS), en la esquina de calles Ayacucho y Esquiú.

De acuerdo con la publicación oficial que se realizó ayer, el ministerio de Obras Públicas será el encargado de canalizar el presupuesto para las obras en cuestión. En concreto, se trata de disponer de $12,4 millones para completar las obras que permitan utilizar el edificio, que forma parte del patrimonio del Estado provincial.

El inmueble, como lo señaló en reiteradas oportunidades este diario, tiene un valor incalculable en este momento, además de ofrecer la posibilidad de alojar allí una gran cantidad de oficinas, dependencias públicas y hasta un archivo que podría funcionar en el subsuelo. Así, se podrían ahorrar millones de pesos al año que hoy se pagan en alquileres.

En abril de 2010, un cronista y un fotógrafo de este diario hallaron violentada la puerta principal del edificio, que da hacia la esquina. A partir de la publicación que se realizó sobre el estado del edificio y sobre su potencial desaprovechado, se realizaron diversos intentos para tratar de recuperarlo. Pero apenas alcanzaron para limpiarlo un poco (en particular, de los excrementos de paloma, que arruinaron todos los pisos) y para hacer algunas obras de mantenimiento sobre la estructura general, que sin embargo terminaron dañando parte de su originalidad, como por ejemplo, las escalinatas de mármol blanco del ingreso principal: los obreros las destrozaron sacando escombros con las carretillas.

El título de propiedad del edificio en el Registro de la Propiedad tiene el número 245, y fue fechado el 18 de junio de 1959.

Allí se destaca que el terreno donde está construido el edificio pertenece al Poder Ejecutivo de la provincia, según la sentencia de expropiación dictada por el juzgado de 1° Instancia en lo Civil. Antes, el terreno pertenecía a Dolores Molas Terán.

Un espacio notable

De acuerdo con los datos catastrales a los que accedió este diario, el edificio del IPPS tiene 662 metros cuadrados (25 metros de lado por 26,5 metros de ancho) en tres plantas utilizables a partir de la planta baja, más un subsuelo.

Constituyen en total, unos 2.000 metros cuadrados cubiertos que pueden utilizarse sin problemas.

Los daños más importantes que se encontraron estaban en los pisos, muy dañados por los excrementos de las palomas que anidaron en todas las oficinas porque las ventanas no se cerraron. Ahora, las maniobras que se hicieron para hacer algunos arreglos que surgieron desde el IPV, dejaron más daños porque se rompieron todas las ventanas enrollables de madera, las escalinatas, y se dañó la escalera de la planta baja al primer piso.

El edificio cuenta, además, con tres ingresos (por Esquiú, por Ayacucho y por la esquina), una caldera propia y hasta un ascensor que funcionó hasta el último año en el que se ocupó el lugar.

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.