Vialidad

Obra paralizada Travesía Urbana de Eduardo Castex

La Unión Transitoria de Empresas (UTE) El Granjero SA-Rodalsa SA paralizó la ejecución de trabajos en la obra de Travesía Urbana de Eduardo Castex por la falta de pagos de los «certificados de obras» por parte de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

«Hace entre seis y ocho meses que no cobran certificados de obras, y ahora no tienen interlocutores porque recién designaron a las nuevas autoridades de la DNV en Buenos Aires», explicaron algunas fuentes consultadas. La decisión empresarial provocó una fuerte molestia en las autoridades municipales.

Estas exteriorizaron sus molestias porque las empresas paralizaron las obras y dejaron «cortado» el ingreso a Eduardo Castex, porque los automovilistas deben hacer un recorrido alternativo por calles vecinas para ingresar a la zona urbana.

«Encima este fin de semana se desarrollan los actos centrales de la Fiesta del Trigo, donde arriba gente de otras localidades que no conocen el ingreso, así que haremos un operativo especial para facilitar la circulación de las personas que llegan para el festejo triguero», indicó anoche -en un contacto telefónico- el intendente Julio González.

El jefe comunal se lamentó por la paralización de los trabajos, y se manifestó optimista que solamente se trate de «una breve interrupción» en las obras que se ejecutan en la ruta nacional 35 y acceso a Eduardo Castex.

«Nosotros -la semana pasada- presentamos una nota en Vialidad Nacional pidiendo una pronta solución porque en la zona de ingreso al pueblo quedaron desvíos que generan inconvenientes para los automovilistas, ciclistas y peatones», reveló el entrevistado.

Además, indicó que tiene conocimiento que «hubo reuniones de las empresas con autoridades de VN y dijeron que en las próximas semanas estarían trabajando». «Solicitamos formalmente que nos informen el estado de avance de obras, la situación actual y los inconvenientes que generan los desvíos en el ingreso a esta localidad», agregó González.

Dificultades.

La UTE que realiza la obra de Travesía Urbana en la localidad hace ya meses que afronta dificultades para cobrar los certificados de obras. Las versiones indican que la DNV tiene impagos «entre seis o siete certificados de obras» a las empresas.

Las empresas inicialmente anunciaron un parate por las fiestas de fin de año y vacaciones del personal, y el lunes 11 regresaron los operarios. Hubo algunos movimientos durante algunas jornadas, y ya después se paralizaron los trabajos.

«Actualmente están paralizadas todas las obras de la DNV en el país porque hay deudas y porque las empresas prácticamente no tienen interlocutores a quienes dirigirse», indicaron fuentes consultadas. La DNV adeudaría entre 25 y 40 mil millones de pesos a las empresas constructoras, por las obras que se ejecutan en distintas provincias argentinas. Un reciente informe de un sitio web porteño detalló que la deuda vencida alcanzaría los 11 mil millones de pesos; la pendiente por construcciones terminadas sumaría 40 mil millones de pesos y otros 25.0000 millones de licitaciones no ejecutadas.

La nueva gestión macrista prevé cancelar las deudas acumuladas con un bono en pesos. De acuerdo con los primeros cálculos, lo que está pendiente de cancelación rondaría los $50.000 millones y la idea es pagar esas deudas con un título público que estaría disponible a partir de abril, una vez que se terminen de revisar y acordar los montos en juego.

Comienzo con conflicto

La obra “Remodelación Travesía Urbana de Eduardo Castex” fue licitada en el año 2010 con un plazo de obra proyectado en doce meses de ejecución y un presupuesto oficial cercano a los veinte millones de pesos. Fue adjudicada a la UTE Lo Bruno Estructuras SA-Rodalsa SA que cotizó $21.596.397,85; pero después Lo Bruno Estructuras SA cedió su participación a la empresa El Granjero SA. Esto significa que la obra ya lleva un retraso de mínimamente cinco años. Y la actualización de los presupuestos triplicaron el monto de los trabajos.

Cuando se iniciaron los primeros trabajos, rápidamente la obra estuvo paralizada aproximadamente dos años. Se reiniciaron en abril del año pasado, y ahora nuevamente se frenó la ejecución de trabajos.

Esta obra se extenderá desde el kilómetro 404.400 al 407.100 de la ruta nacional 35, incluyendo colectoras, un segundo ingreso a la zona urbana, la reubicación del Puesto Caminero y obras pluviales. Además se colocarían entre 140 y 170 luminarias a lo largo de todo el trayecto de intervención. Prevé la reubicación del Puesto Caminero, entre otros ítems importantes.

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *