Vialidad

Gran San Juan pavimento tras las cloacas

Empresas en esta noticia

Licitan el pavimento tras las cloacas. Apunta a dejar como nuevas las vías donde se está haciendo la megaobra de saneamiento.

Caótica. La calle Comandante Cabot se vio afectada por la obra de la red cloacal. El tránsito se tornó dificultoso por las zanjas que están recubiertas sólo con tierra. Las calles que se han visto afectadas por la instalación de las cañerías de la megaobra cloacal del Gran San Juan no serán reparadas con un simple bacheo, sino pavimentadas a nuevo. La gestión uñaquista ya tomó la decisión política e invertirá unos 390 millones de pesos para renovar más de 1.000 cuadras distribuidas en Rawson, Chimbas, Rivadavia y Santa Lucía. Los trabajos comienzan a licitarse  y en Vialidad Provincial calculan dar el puntapié inicial en lo que queda de este año para tener todo terminado a mediados del año que viene.

La pavimentación viene siendo una demanda tanto de los vecinos como de los que circulan por las calles en las que se está colocando la red cloacal, una obra que ya lleva cerca de cuatro años y medio de ejecución. Las quejas se deben a que si bien las zanjas y pozos han sido cubiertos y compactados con tierra, el constante uso provoca que se levante polvareda y que se generen baches.

El Ejecutivo se hará cargo de colocar el asfalto en todas las arterias a través de un convenio que firmó el presidente de OSSE, Sergio Ruiz, con el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa). El acuerdo modifica el original, en el que se había establecido que la empresa contratista Lbesa sólo debía hacer el bacheo, es decir, rellenar las zanjas. El monto actualizado de ese ítem es de 45 millones de pesos y como la compañía quedó liberada de esa tarea, no se le abonará el importe. Y como el Gobierno no sólo hará ese trabajo sino uno superador, la Nación le reconocerá y pondrá los 45 millones de pesos en futuras obras de saneamiento, como la construcción de cloacas en otros distritos, explicó el funcionario.

En ese marco, destacó que el Ejecutivo apuntó a dar una solución con una pavimentación integral, ya que como el bacheo sólo tenía en cuenta las zanjas abiertas por las cloacas, quedaban afuera otras zonas dañadas por el uso y el paso del tiempo. Juan Manuel Magariños, director de Vialidad, indicó que son más de 1.000 cuadras a las que deberán colocarle asfalto y que la inversión ronda los 390 millones de pesos que saldrán de las arcas provinciales.

El nuevo convenio firmado con Enohsa trae aparejado otro beneficio. Ahora OSSE podrá habilitar a los vecinos para que se conecten a la red cloacal que esté lista. Antes no podía hacerlo hasta que la obra contara con el bacheo. Eso provocó, por ejemplo, que las familias de 70 barrios de Rawson que están en condiciones de sumarse al sistema no podían lograr la autorización porque faltaba el relleno de las zanjas con asfalto, dado que era un requisito del organismo nacional, quien en los papeles es el ejecutor y fiscalizador de los trabajos. La situación en el departamento es urgente, ya que en muchas viviendas los pozos negros están colapsados, lo que llevó a que el Concejo Deliberante y el municipio encararan una ordenanza que permitiera la conexión, la cual está reñida con los convenios firmados por la provincia. Por un tema de costos y por las pruebas que debe realizar de todo el mecanismo, Lbesa dejó para el final el bacheo, cuyo plazo establecido por Enohsa es diciembre de este año. Pero a partir de hoy, OSSE ya posee la tenencia de la obra, que se va entregando por etapas, y por lo tanto, puede ir habilitando a los vecinos, a pesar de que no esté el pavimento, que a su vez lo hará la provincia.

Fuente: Diario de Cuyo

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *