Portada

Frigerio reconoció que falta coordinación para ejecutar la obra pública

“Estamos en camino de mejorar”, admitió en Diputados. Prometió especificar las obras del Plan Belgrano.

Rogelio Frigerio fue a la Cámara de Diputados a exponer sobre el presupuesto de 2017 y ante la presión de la oposición admitió que el Gobierno tiene graves problemas para ejecutar la obra pública, como denuncian cada vez en voz más alta los empresarios de la construcción.

“Tenemos que mejorar la coordinación de la infraestructura social y estamos en camino”, reconoció el ministro del Interior, en respuesta a los reclamos de los diputados Marco Lavagna (Frente Renovador) y Diego Bossio (Bloque Justicialista), por las dificultades para mover obradores.

Como explicó LPO, las internas entre las distintas áreas del Gobierno dedicadas a la obra pública están trabando la maquinaria del Estado. En el área de Frigerio las disputas entre Amaya, Chain, Klemensiewicz y Kerr son un ejemplo descollante del inconveniente que provocó la decisión de Macri de atomozar la ejecución de la obra pública.

“El nivel de ejecución de viviendas fue del 40%. La represa Chihuido ni está contemplada y el Plan Belgrano ya no se sabe qué es. Falta coordinación”, denunció Lavagna.

Frigerio se defendió afirmando que entre Agosto y Septiembre su ministerio ejecutó el 24% del presupuesto anual para vivienda, obra pública y AySA.

Bossio recriminó la sub ejecución del plan Procrear: “Había 15 mil millones para este año y sólo se entregaron 10 mil. Y en vez de un sorteo se aplica un scoring”, protestó.

Frigerio justificó la parálisis de obras en la primera parte del año en que la mayoría no había sido licitada y por lo tanto no era posible saber cómo seguir.

Dijo que heredó una deuda por 8.000 millones de pesos, «es decir, que un trimestre de la ejecución lo volcamos al presupuesto de 2015». Pero la excusa tenía límites.

“En agosto se ejecutó el 10% del año y en septiembre el 14%. Sabemos que es un desafío ejecutar, pero también mejoramos los controles y la competencia, para bajar los costos”, se jactó.

Como muestra de su preocupación por los obradores parados, Frigerio contó que armó una Comisión junto a sus pares de Transporte, Guillermo Dietrich; y Energía, Juan José Aranguren, a la que suma a la Uocra y los constructores.

Lavagna identificó como parte del desorden administrativo que no está claro cuando una obra debía estar a cargo de la secretaría específica, bajo la órbita de Interior y cuando en Energía.

Para peor, Obras Públicas tiene menos presupuesto que Transporte -50 mil millones contra más de 90 mil millones- y un poco más que el área de Aranguren, quien de todos modos ejecuta luego obras estructurales millonarias, como las represas que vienen con financiamiento internacional.

Frigerio había empezado su presentación celebrando que transferencia automática de recursos coparticipables a las provincias crecerá el próximo año «un 30 por ciento más que en 2016» y superarán los 761.500 millones de pesos, una cifra que además «equivale al 30 por ciento de la recaudación nacional». Pero los diputados le reclamaron por la falta de ejecución del presupuesto acutual, un reclamo que comparten los gobernadores.

Héctor Toma (San Juan) y Juan Pedrini (Chaco), ambos del FpV-PJ, recriminaron la falta de obras a su provincia y Frigerio les enrrostró estar pagando la deuda del año anterior a sus provincias. “¡Pero no se está ejecutando!”, protestó Pedrini.

“No quiero hablar cosas que tienen que ver con otro poder. Pero en Chaco la obra tenía un alto grado de desprolijidad”, respondió el ministro.

Frigerio también debió ceder cuando le recriminaron que el presupuesto no especificaba las obras del plan Belgrano, anunciado por Mauricio Macri para mejorar las condiciones productivas del norte del país.

“Macri había prometido obras por 90 mil millones de pesos anuales, pero el presupuesto incluye 39.500”, protestó el salteño Pablo Kosiner, que ayer se cruzó fuerte con José Cano, por atacar al gobernador Juan Manuel Urtubey.

“Se ha generado una expectativa en los intendentes que llaman para ver si empiezan las obras. En la misma página web hay obras que tienen 90% de ejecución y dicen que son del Plan Belgrano”, protestó Kosiner.

Frigerio admitió que el presupuesto era poco específico y le encargó a Luciano Laspina, presidente de la Comisión, diseñar un anexo con las obras que forman parte del plan.

“De todos modos, el plan no es sólo obra pública, sino fijar prioridades para la región”, se defendió.

Frigerio aclaró por último que de las 13 provincias cajas previsionales que no fueron transferidas a la Nación, «cuatro han sido auditadas y se les pagó», otras cinco se le está «a punto de pagar» mientras que en dos provincias «la auditoría termina en 15 días» y las dos restantes están «en conversaciones».

Fuente: La Politica on Line

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *