Ingeniería

Infraestructura sanitaria, lejos de los indicadores de los países de la región

Brasil, Uruguay, México y Chile tienen mejores redes de cloacas y agua potable

No le va bien a la Argentina cuando se la comprara con los países de la región. Los datos de agua y saneamiento son uno de los principales aspectos que se toman en cuenta a la hora de medir el desarrollo de infraestructura sanitaria del país. Y allí se ve el deterioro.

En Chile, que empezó con un plan ambicioso de cobertura en la presidencia de Eduardo Frei (1994/2000) ya logró una cobertura de más de 95% en los tres aspectos: agua corriente, saneamiento y tratamiento. Uruguay tiene un índice de 98% para agua por red pública y llega a alrededor de 75% de los hogares con cloacas y recolecta y trata más de 50% de sus residuos.

México, por caso, tiene una red de cloacas de 85% y Brasil, de 79% . Los datos corresponden al economista Ariel Coremberg, director del Centro de Estudios de la productividad de la Universidad de Buenos Aires y están confeccionados en base a Arklems, al Banco Mundial y a los censos.

En países como España, Francia, los Estados Unidos, Japón, Australia y Canadá, el porcentaje de la población que accede a la red de saneamiento llega al ciento por ciento.

«En los principales países de América latina, como Brasil, Chile, México y Uruguay, hubo sustanciales mejoras en la infraestructura social y económica: particularmente el acceso a cloacas de la población superando el 85% del total de la población cubierta, clave para disminuir la pobreza estructural y mejorar la salud de la población», dice Coremberg.

El ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio , dice que pretenden 100% de agua potable y 75% de argentinos con cloacas. «Ese es el camino que nos ha indicado el Presidente. También, el plan nos permitirá prevenir el impacto negativo de las inundaciones y de las grandes tormentas. El Estado ha estado ausente en todos estos años y ha sido poco previsor. Las consecuencias las pagan los damnificados que sufren las consecuencias de las inundaciones sobre todo en el litoral del país», dice Frigerio.

Entre las obras que ya se licitaron se encuentra una planta de tratamiento de efluentes en San Luis por $ 40 millones, y una ampliación de la red de agua potable en Misiones (en la capital y en Garupá), una de las provincias con menos penetración de la red pública. En Santiago del Estero hay proyectos por 950 millones de pesos y en Concordia ya se llamó a licitación para un sistema de agua potable.

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *