Actualidad

La empresa que va a terminar la doble trocha Trelew – Madryn se presentó a concurso en España

Empresas en esta noticia

Es Isolux Corsan, la casa matriz de Corsan Corviam Construcciones, la firma a la cual le adjudicaron las obras que faltan en el tramo Trelew – Madryn de la Ruta 3. Un banco español le negó el rescate financiero y ahora intentan refinanciar su deuda.

El grupo de construcción e ingeniera Isolux Corsan, con presencia en más de 35 países, entre ellos Argentina, se ha acogido a la ley concursal en España bajo la figura de un “preconcurso” en la búsqueda de concretar la negociación con las entidades bancarias de la renegociación de su deuda.

La decisión se tomó después que un importante banco español le negara a la firma un segundo rescate. El dato tiene un alto impacto en nuestro país, donde la empresa opera desde hace varios años y especialmente en la zona, ya que el gigante español es propietario de Corsan-Corviam Construcciones, la firma a la cual Vialidad Nacional le adjudicó las obras de culminación de la obras en la doble trocha entre Trelew y Puerto Madryn sobre la ruta nacional 3.

Isolux Corsán acordó en la reunión de su Consejo de Administración acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, con el fin de disponer de tiempo «para concretar una inyección de fondos que permita la consolidación de la reactivación de las actividades empresariales», afirma la compañía en un comunicado, y así evitar solicitar el concurso de acreedores.

 

Una empresa global

La firma de construcción, ingeniería, servicios industriales y energía tiene una plantilla con más de 5.230 trabajadores y opera en 35 países.

El equipo de gestión de Isolux Corsán lleva negociando esta inyección de capital, que algunos medios, como El País de España, han cifrado en 400 millones de euros, con sus principales financiadores y accionistas desde finales del pasado año.

Con esta decisión el Consejo de Administración ha decidido aplazar la formulación de las cuentas correspondientes al ejercicio de 2016 y, al acogerse al citado artículo 5 bis, cuenta con cuatro meses para renegociar con las entidades financieras.

En diciembre de 2016 se ejecutó la primera conversión de deuda en capital fruto del acuerdo de reestructuración aprobado en julio y homologado por la autoridad judicial en octubre. «Como consecuencia de estas operaciones, el accionariado de la compañía quedó compuesto por bancos y bonistas en un 94,67%, mientras que los anteriores accionistas de control diluyeron su participación hasta el 5,43%», se desvela en el citado comunicado.

Isolux se ha comprometido, en el acuerdo de refinanciación, que llevará a cabo un plan de desinversiones de todos los activos concesionales y se ha puesto a la búsqueda de un inversor para el holding que agrupa los negocios de ingeniería y construcción (EPC).

Isolux Corsan es un empresa global con representaciones en países de Europa, Asia y África. En el continente americano tiene filiales en Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, COlombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Venezuela.

El consejo de administración de la empresa de ingeniería ha tomado la decisión tras reunirse para analizar la decisión adoptada por CaixaBank, Bankia y Santander de no concederle una segunda línea de crédito de 300 millones de euros. Un dinero sin el que la multinacional no puede continuar con sus operaciones ni hacer frente a las nóminas de sus casi 5.000 empleados.

Según medios españoles, el problema de Isolux es que la compañía ya ha pasado por una reestructuración, ya que el pasado año la banca aportó hasta 275 millones y los acreedores canjearon bonos y préstamos por 1.400 millones de euros en acciones. Además, el grupo emitió nuevos bonos por 550 millones ampliables a 750 millones, que hoy en día no valen ni el 10% del importe inicial. En consecuencia, se ha evaporado todo el dinero desembolsado hace apenas tres meses.

 

Presencia en Chubut

En octubre del año pasado el holding español se deshizo de una inversión que tenía en Chubut en materia de energías renovables. En aquel momento se conoció que el grupo español Isolux Corsan había vendido el parque eólico Loma Blanca, ubicado al norte de Trelew por un valor de $25 millones de dólares a las sociedades Sideli y Sidsel.

En esa operación cedió el control del parque que alberga 17 aerogeneradores Alstom de 3 MW cada uno, totalizando 51 MW6 y que produce 183 GWh anuales, suficientes para abastecer el consumo anual de 70.000 hogares.

Tanto Sideli como Sidsel poseen entre sus socios a Víctor Mariano Payaslian, un contador que también fue director de un laboratorio, y a María Lorena Fuchs.

Según un comunicado de Isolux Corsan, el precio de la transacción incluye las cuatro fases del parque eólico. A Sideli entregó el control del parque en la forma actual en la que opera, y a Sidsel los derechos de desarrollo de las otras tres fases de desarrollo.

 

Obras viales en marcha

Pero a fines del año pasado  Isolux Corsan fue nuevamente noticia en la provincia y esta vez a través de una de sus empresas: Corsan-Corviam Construcciones. A mediados de diciembre último se conoció que la firma había resultado adjudicataria de la obras para culminar la doble trocha Trelew- Madryn.

Por aquellos días se firmó el contrato entre la empresa y Vialidad Nacional  por un monto de 575.517.678,36 pesos.

Fuente: Diario Jornada (Trelew)

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *