CEOSA y OHA se harán cargo de construir la cárcel federal $ 1.200 Millones

La obra, que cuenta con un presupuesto de $1.200 millones, fue adjudicada a una UTE que incluye a las empresas de Fernando Porreta y Oscar De Hoyos. Estará lista en 2019.

La novela de la construcción de la Cárcel Federal parece cerca de acabar. Si bien la obra comenzó a edificarse en el año 2011, los trabajos quedaron paralizados a la mitad y la provincia se hizo cargo de encontrar una empresa que concluya las tareas. Sin embargo, a lo largo de este año el primer llamado a licitación había quedado desierto y recién en noviembre lograron adjudicar las tareas, que demandarán una inversión de más de $1.200 millones. Según consta en el Boletín Oficial, el desarrollo del penal quedará en manos de una UTE conformada por Construcciones Electromecánica del Oeste SA y OHA SRL.

En total, fueron tres las ofertas que se presentaron. Las otras dos UTE interesadas en hacerse de la construcción del Centro Federal Penitenciario eran José Cartellone Construcciones junto con Obras Andinas por un lado, y Corporación del Sur, RIEC S.A y Genco por el otro.

Sin embargo, a criterio de la Comisión de Estudio y Evaluación de Propuestas y del Consejo de Obras Públicas, la oferta más conveniente fue la que encabezaba la empresa de Fernando Porreta.

En total, la oferta básica ganadora contempla una inversión de $963.242.892,97, monto que varía con relación al Presupuesto Oficial Actualizado en un 22,72 % y con un plazo de ejecución de 540 días. También presenta una Oferta Variante de $984.890.203,64, monto que representa una variación con relación al Presupuesto Oficial Actualizado de un 25,48%, con un Anticipo Financiero del 15% y un plazo de ejecución de 510 días, pero fue descartada.

Al monto estimado por la UTE ganadora, se suman otros $250 millones en concepto de variación de precios, $500.000 en gastos generales de obra y $50.000 de otros costos. En total, el presupuesto destinado para la conclusión de los trabajos en la cárcel Federal asciende a $1.213 millones.

Además, se establece que el gasto será atendido por la provincia en varias etapas, poniendo como meta terminar las obras durante el año 2019.

Según el acuerdo rubricado a principios del 2017 entre el gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, la provincia efectuará la selección de los contratistas y llevará a cabo la inspección de obras pero el gobierno nacional transferirá los fondos para efectuar los pagos. En realidad, desde el Ministerio de Infraestructura aclararon que la Casa Rosada se comprometió a desembolsar $540 millones pero apuestan a que el aporte sea mayor.

Uno de los beneficios que saca la provincia que el destino preferente y prioritario de la obra será el alojamiento de los presos o detenidos por delitos de jurisdicción federal en establecimientos carcelarios de Mendoza, a fin de liberar las plazas que los mismos ocupan en otros establecimientos.

 

Una obra de larga data

En el año 2011, el ex gobernador Celso Jaque fue el encargado de encabezar los actos por el inicio de obras de la Cárcel Federal de Cacheuta . La misma se presentó como un penal para superar la emergencia carcelaria de la provincia y la superpoblación de otros centros de encierro de Cuyo.

Contemplaba una capacidad para alojar a 536 personas en un terreno de 50 hectáreas donadas por la Provincia en la localidad de Cacheuta, a seis kilómetros de Luján de Cuyo y a 35 de la capital provincial.

En los 32 mil metros cuadrados de superficie bruta, confluirían el Instituto Penitenciario Federal de Cuyo para varones, con 392 plazas; el Instituto Correccional de Cuyo para Mujeres; con 112; y el Instituto Abierto, con capacidad para 32 internos.

La edificación estaba a cargo de la UTE conformada por Isolux Ingeniería S.A y AMG Obras Civiles S.A. pero en más de una oportunidad paralizaron las tareas, incluso después de que en mayo del 2016 se comprometieran a acelerar el ritmo. Ante el reconocimiento de la imposibilidad económico-financiera de cumplir con sus compromisos y ante la interrupción de los trabajos descriptos en el cronograma de obras comprometido, el 15 de diciembre del 2016 el Ministerio de Justicia rescindió el contrato existente.

A mediados del 2017 se hizo un llamado a licitación, pero se declaró desierto y se hizo uno nuevo en el que finalmente se adjudicó la obra a la UTE conformada por CEOSA y OHA.

 

Otro penal en carpeta

Por otro lado, existe otro proyecto a desarrollar en Cacheuta. Se trata de Almafuerte II, que  se ubicará a 300 metros al este de Almafuerte I, tendrá cinco pabellones: dos de baja seguridad, dos de mediana y uno de máxima, así como instalaciones administrativas y de servicios para alojar hasta 1.046 internos.

Por esa obra son dos las UTE que están peleando por la adjudicación.  Se trata de las uniones transitorias de empresas OHA SRL-Laugero Construcciones- Power China por un lado y Cartellone Construcciones Civiles SA-Obras Andinas SA por el otro.

Justamente, la última empresa fue la desarrolladora del proyecto original, que finalmente fue cedido sin cargo a la provincia.

 

NUEVO COMPLEJO PENITENCIARIO PROVINCIAL ALMAFUERTE II

Tipo de Obra: Obras de Arquitectura

Comitente: MINISTERIO ECONOMÍA, INFRAESTRUCTURA Y ENERGÍA

Lugar: Provincia de Mendoza

Presupuesto oficial: $ 1.240.543.952,70

Ofertas presentadas

OHA S.R.L.- LAUGERO CONSTRUCCIONES S.A. – POWER CHINA (UTE)

PROCO S.A. – CONSTRUCCIONES ELECTROMECÁNICAS DEL OESTE S.A. (UTE)

CARTELLONE CONSTRUCCIONES CIVILES S.A. – OBRAS ANDINAS S.A. (UTE)

Más Información en ObraPublica.com

Fuente: MDZ Online, ObraPublica.com

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.