Arquitectura Portada

Neuquén reclama la rescisión o inmediata reanudación de las obras de los 30 jardines de infantes

El gobierno provincial pidió con urgencia a Nación que rescinda el contrato con la empresa o reanude la construcción de los edificios escolares que están abandonados. Se avanzó con seis en el interior que no habían comenzado a levantarse.

El gobierno provincial le exigió al ministerio de Educación de la Nación que decida “en forma urgente la rescisión o inmediata reanudación” de las obras de los 30 jardines de infantes que fueron abandonados por la unión de empresas Escarabajal Ingeniería-Bahía Blanca Viviendas.

Neuquén ya tiene en sus manos la re licitación de seis de los establecimientos comprometidos donde las obras nunca comenzaron y desde la provincia aseguraron que estarían dispuestos a hacer lo mismo con los 24 restantes para finalizarlos lo antes posible.

“De avanzarse con la rescisión, tienen que venir rápidamente los funcionarios que han intervenido y hacer un seguimiento para ver cuáles fueron las responsabilidades”, planteó ayer el ministro de Gobierno, Juan Pablo Prezzoli. Detalló que las seis obras que quedaron en manos de Neuquén son las de Rincón de los Sauces, Villa la Angostura, Aluminé, Las Lajas y Zapala.

“Fueron los que nunca comenzaron. La provincia hizo el reclamo, exigió la rescisión y está avanzando a través de la Upefe en la licitación y ejecución”, sostuvo. Si bien está el compromiso del gobierno nacional de pagarlos, el funcionario señaló que igualmente habrá un gasto “indirecto” por la elaboración de los proyectos ejecutivos y los recursos humanos que se destinarán a su fiscalización.

A la UTE Escarabajal Ingeniería-Bahía Blanca Viviendas se le adjudicaron obras por 1.401 millones de pesos para construir jardines de infantes en 12 provincias de cuatro regiones: Patagonia Norte, Patagonia Sur, Centro Norte y Centro Sur.

Prezzoli recordó que la provincia había formulado cuestionamientos al exministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, por la forma de adjudicación de los trabajos. “Fue un error darle los 30 jardines a una UTE que tenía demasiada territorialidad. No reunía la capacidad para cumplir con estas obras, pero así y todo se avanzó en la adjudicación”, planteó.

Hasta el momento, no se conoce ningún jardín que haya sido terminado por la contratista. Esta semana, unos 35 obreros que trabajaban en Neuquén y Plottier llegaron a un acuerdo con la firma para vender los materiales acopiados y pagarse los salarios adeudados, algo que desde Nación criticaron como “un disparate” porque afirmaron que aún pertenecen al Estado.

Un vocero del ministerio de Educación de la Nación aseguró que “no hay ninguna deuda de Nación con la empresa” y que se pagó casi un 50% del monto total por el acopio de materiales y adelanto financiero, aunque no supo precisar cifras. Según los datos del ministerio de Hacienda, en lo que va del año se destinaron unos 1.207 millones de pesos al programa de Fortalecimiento de Jardines de Infantes que ejecuta el plan nacional, lo que representa una ejecución del 20% de lo presupuestado para el 2018. En 2017, se alcanzó un 80% de ejecución con el envío de 1.841 millones de pesos a las empresas que construyen los jardines en el país.

 

Río Negro picó en punta y ya discute el financiamiento

El gobierno rionegrino ya aceptó asumir la conclusión de los jardines, previa transferencia de los fondos del programa de financiamiento. Actualmente, la negociación se concentra en el mecanismo de actualización de costos, considerando que la licitación se cumplió a fines del 2016. Un primer cálculo provincial arroja la necesidad de 150 a 160 millones.

El gobernador Alberto Weretilneck admitió que se cumple actualmente un repaso de cada nivel de ejecución, lo cual, permitirá estimar lo que resta y, consecuentemente, el monto para transferir de Nación a la provincia. En líneas generales, la construcción promedia el 50%.

Estas obras, iniciadas hace aproximadamente un año, pertenecen al Programa Nacional 3.000 jardines con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID. La empresa Escarabajal Bahía Blanca construía 13 edificios con contratos que totalizaban unos 189 millones. Se avanzó en el cierre legal de esos contratos para pasar las obras a las provincias.

Los 13 jardines en ejecución están en Cipolletti, Escuela 293; dos en Roca, el 112 y uno en la Quinta 25; el 43 en Catriel; el 102 en Cervantes; el 29 en Cinco Saltos; el 115 en Bariloche y otros en Maquinchao, Contralmirante Cordero, Allen, Fernández Oro, General Conesa y Jacobacci. En estos últimos seis los establecimientos deben crearse.

“Nación cumplirá con las transferencias y Río Negro, en el marco de la Emergencia Educativa, concluirá estas obras”, dijo el gobernador Weretilneck.

Agregó que se hará un balance de obras para definir el faltante e indicó que en el resto no se registraban inconvenientes en cuanto al flujo de los envíos.

Aclaró que se cumple con cierta normalidad los envíos de construcciones de las escuelas primarias y secundarias que se habían pactado con Nación.

 

Dos datos

$ 1.401 millones fue el presupuesto para las cuatro licitaciones que ganó la UTE. Unos $ 528 millones eran para Neuquén.

24 son los jardines que aún están en manos de la empresa porque hubo cuatro que ya fueron rescindidos.

“Que se defina de una vez por todas: o la rescisión o la exigencia a la empresa de que las finalice. Tiene que haber respuesta”, planteó el ministro de Gobierno neuquino, Juan Pablo Prezzoli.

Fuente: Diario Rio Negro

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *