Vialidad

Mientras avanzan las autopistas de acceso a Bahía y sus puertos se debate el futuro de las obras por PPP

Hasta ahora tanto la obra de Sesquicentenario, El Cholo y ruta 3 sur, como la autopista de la 33 marchan según el cronograma previsto. Donde existen no pocas dudas es en torno a los proyectos de Participación Público Privado.

Pese a la crisis y a los recortes anunciados para la obra pública, continúa a buen ritmo las obras destinadas a sumar dos grandes autopistas de acceso a Bahía Blanca y su sistema portuario.

La foto muestra el avance de obra en lo que será la futura autopista de Camino Sesquicentenario y ruta 3 Sur, con viaducto de varios carriles en El  Cholo.

Maquinarias y camiones se encuentran trabajando en varios tramos de lo que será la futura traza, al tiempo que otros equipos y personal están abocados a la ejecución de grandes alcantarillas y pluviales.

La inversión de Vialidad Nacional, que supera los 2 mil millones de pesos, está a cargo de la unión transitoria de empresas (UTE) compuesta por  Esuco SA, Centro Construcciones SA y Tecnipisos SA-Bahía Blanca.

La futura autopista tendrá una longitud de trece kilómetros divididos de la siguiente forma:

Ocho kilómetros abarcarán a la totalidad del ex Camino Sesquicentenario, entre Bosque Alto y la ruta 3 Sur.

Otros 3,5 kilómetros comprenderán a un  tramo de la ruta 3 entre el cruce con Sesquicentenario y el canal Maldonado.

Por último, 1,5 kilómetros comprenden al viaducto El Cholo.

El proyecto denominado “Ruta Nacional 3 – Paso por la ciudad de Bahía Blanca” consiste en una autopista con control total de accesos, calzadas principales y colectoras pavimentadas, alcantarillas, obras de desagües, puentes y muros de sostenimiento, señalización horizontal y vertical, iluminación y forestación.

La otra obra que también se encuentra en ejecución es la autopista de la ruta nacional 33.

En esta primera etapa se intervendrán 32 kilómetros entre la rotonda de Bosque Alto y el acceso a la estancia Don Enrique, con una inversión del Estado Nacional de 1.300 millones de pesos.

El plazo de ejecución es de dos años y se construirán cuatro carriles separados por un cantero central, con banquinas externas e internas pavimentadas, con colectoras en ambos lados sin pavimentar, excepto en las cercanías a los accesos a las localidades.

No menos importantes resultarán los 5 intercambiadores (puentes a distinto nivel) para retornos o acceso a calles vecinales.

 

Una en duda

Diferente es el panorama que se presenta para una nueva etapa del Camino de Circunvalación.

A la ya concretada ejecución  del tramo entre la rotonda de Bosque Alto y la calle Córdoba (acceso al barrio Solares Norte),  deberá seguirle ahora el tramo entre la calle Córdoba y la avenida Cabrera.

Si bien la obra no está caída, el recorte presupuestario en materia de obras públicas dejó tambaleando a la concreción de esta nueva etapa.

Sabido es que se trata de una obra costosa, sobre todo si se tiene en cuenta la necesidad de encarar la construcción de al menos dos puentes: uno sobre el arroyo Napostá y otro sobre las vías del ferrocarril.

 

Autopista a Monte

Pese a las dudas existentes en torno a la realización de las obras por el sistema de Participación Público Privado (PPP), la fecha de licitación de la autopista Bahía Blanca – Coronel Dorrego (mal llamada autopista a Monte Hermoso) se concretaría en marzo próximo.

Así lo confirmaron a «La Nueva.» fuentes oficiales.

Se trata de una obra vital para Bahía Blanca por cuanto también incluye los accesos a los puertos de Ingeniero White y Galván, paso por Ingeniero White y duplicación de calzada en la ruta 3 Sur hasta el canal Maldonado.

Precisamente allí empalmará con la autopista actualmente en ejecución.

De todas formas habrá que seguir de cerca esta cuestión porque se sabe que los corredores viales adjudicados en la primera etapa de PPP están sufriendo no pocos problemas, sobre todo porque la megadevaluación. El aumento del riesgo país y el escándalo de los cuadernos hace que les sea muy difícil conseguir financiamiento externo para comenzar las obras.

En este sistema se encuentra el tramo de la ruta 3 que se convertirá en ruta segura entre Azul y Coronel Dorrego.

Varios observadores señalan que la crisis financiera aumentó considerablemente las tasas de interés para obtener financiamiento y el estallido del caso de las coimas hizo que muchos bancos internacionales que habían asegurado fondos a empresas que ganaron los contratos ahora dudan porque esas mismas empresas están involucradas en los casos de corrupción.

Pese a la situación imperante hace un par de días el Gobierno anunció que se iniciaron los trabajos preliminares para las obras de nuevas autopistas y rutas licitadas a través del programa de PPP.

Mediante un comunicado e oficialismo intentó despejar dudas sobre el inicio de los proyectos adjudicados.

«Las empresas administradoras de los nuevos corredores se encuentran trabajando en la elaboración de distintos proyectos ejecutivos para el inicio de las obras principales y avanzan las de rehabilitación y mantenimiento», sostuvo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

En tal sentido, dicha cartera  anunció un fideicomiso de 300 millones de dólares para garantizar la continuidad de los proyectos.

Fuente: La Nueva (Bahia Blanca)

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *