A días del inicio de clases, la Escuela N° 108  de La Plata está en obras

Empresas en esta noticia

Con obras inconclusas y sin agua potable, desde la escuela de Ignacio Correas piden una solución a la Municipalidad. «Este año en estas condiciones la escuela no puede empezar las clases», aseguran.

Baños sin terminar, escasez de mobiliario y agua potable, filtraciones en las aulas y la ausencia de un comedor propio son parte del escenario con el que convivieron los niños y niñas de la Escuela N° 108 de Ignacio Correas. Las soluciones, que tenían que llegar a mediados del año pasado a través del Fondo Educativo, nunca se terminaron, por lo que la comunidad educativa decidió llevar el reclamo a la Municipalidad de La Plata.

Fueron a la Comuna estudiantes, madres, padres, trabajadores y trabajadoras con un petitorio para exigir a las autoridades municipales de Educación que se comprometan a terminar estas obras antes del comienzo de las clases.

«Desde el año pasado venimos así. Las obras tenían finalización en mayo. Ya arrancaron tarde: tenían que arrancar en septiembre del 2018 y arrancaron en enero del 2019. Ya sabíamos que no iban a terminar en mayo; de hecho, no terminaron. Tuvimos todo el año yendo con los chicos a baños químicos y ahora no hay agua potable», explicó a Contexto Esteban, padre de una niña de la escuela.

 

«LAS OBRAS TENÍAN FINALIZACIÓN EN MAYO. YA ARRANCARON TARDE: TENÍAN QUE ARRANCAR EN SEPTIEMBRE DEL 2018 Y ARRANCARON EN ENERO DEL 2019»

 

La escuela tiene 130 alumnos, funciona a jornada completa y brinda desayuno, almuerzo y merienda, pero ante esta situación, según describieron en la movilización, durante buena parte de 2019 su alimento fue a base de viandas, particularmente sánguches, y con la particularidad de no tener agua potable. Problema que hasta el momento sigue sin resolverse.

La firma de la licitación fue en octubre de 2018 y las obras empezaron en enero, a cargo de la empresa Eclosa MHM S.A., por un monto de 10.300.000 pesos. Estaba previsto que durasen 120 días; no obstante, la mayor parte de la escuela sigue afectada por la ampliación. Ante estas dificultades, las autoridades unificaron los cursos por la falta de aulas, los alumnos comen donde estudian porque no hay comedor, no hay espacio para realizar las actividades de educación física y deben usar baños químicos ubicados en el patio.

«La situación este año es que no están terminados los baños, o sea que seguirán con los baños químicos y sin agua potable. Terminaron tres aulas que inclusive tienen filtraciones, así que ahora tienen que arreglar las filtraciones que hay, y en este contexto no pueden empezar las clases», describió Esteban.

Según detalló, «la empresa y el Municipio se tiran la pelota», pero nadie da soluciones. Mientras la Comuna asegura que la plata «está girada», desde ECLOSA aseguran que hay falta de pago y que ya van «el 90% de la obra y es mentira».

En el medio quedaron los 130 niños. «Mi hija no va al baño. El año pasado, en una escuela de jornada completa, son ocho horas, no va al baño. Las condiciones de higiene son terribles», explicó Esteban. «Este año, en estas condiciones, la escuela no puede empezar las clases», agregó.

Fuente: Diario Contexto

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.