Actualidad

Pese a la pandemia, el astillero SPI botará esta semana la Fragata Libertad

La empresa marplatense pudo cumplir con los plazos previstos y culminó las reparaciones para poner en valor el buque escuela de la Armada Argentina.

Las autoridades del astillero Servicios Portuarios Integrados S.A. (SPI) adelantaron que se realizará esta semana la botadura de la Fragata Libertad, el buque emblema nacional de la Armada Argentina, después de que finalizara su primer proceso de reparación en Mar del Plata.

A pesar de los inconvenientes que provocó en la industria el avance de la pandemia del coronavirus, la empresa de Mar del Plata pudo cumplir con los plazos previstos para completar los arreglos exigidos y poner en valor la embarcación insignia de la fuerza nacional.

«Gracias a Dios pudimos avanzar. La Fragata es una obra pública, por lo que teníamos que cumplir con los tiempos estipulados y así lo hicimos. Nos hubiera gustado que la botadura fuera este lunes 20 de abril, por el Día del Obrero Naval, pero se va a realizar entre este miércoles y jueves», anticipó Sandra Cipolla, presidente de la firma.

En declaraciones a 0223, la responsable del astillero resaltó el acompañamiento que brindó en este proceso la Armada Argentina y los distintos profesionales que tripulan el buque que ya se transformó en uno de los atractivos más emblemáticos de los que se apropió Mar del Plata en cada verano. «La gente de la Fragata es altamente profesional y no tengo más que palabras de agradecimiento para su comandante. Todos estuvimos aprendiendo en esta situación», reconoció.

El Astillero SPI se hizo cargo de llevar adelante las tareas de reparación tras lograr la adjudicación de la Licitación Pública desarrollada por el Estado Nacional para la ejecución de la obra.

La puesta en seco de la Fragata Libertad se hizo en el dique Mossdok 2000. Durante su estadía no solo se realizaron los trabajos contemplados para su reparación, sino que también se proveyeron de todos los servicios para que el personal embarcado mantenga los hábitos durante la permanencia a bordo.

Una vez que se materialice la botadura, el buque escuela de la Armada debería permanecer, al menos, durante 96 horas sobre la Base Naval de Mar del Plata, en la Escollera Norte, para luego retomar su rumbo y poder cumplir con su 49º viaje de instrucción. Sin embargo, las restricciones de circulación que rigen por la cuarentena podrían prolongar su paso por la ciudad.

Fuente: 0223

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *