Arquitectura

La obra de remodelación del aeropuerto de San Juan está detenida y no hay fecha de reinicio

Empresas en esta noticia

 Los trabajos están parados desde el 20 de marzo, por la cuarentena.

Uno de los efectos que tuvo la cuarentena que dispuso el Gobierno nacional desde el 20 de marzo para evitar los contagios fue la paralización de la obra de remodelación del Aeropuerto Domingo Faustino Sarmiento. Pero, pasados los meses, los trabajos siguen frenados y no hay fecha para que se retomen, según dijeron fuentes vinculadas a esas tareas. Hasta ahora el avance del proyecto de la primera etapa lleva un 20% en promedio y se han ejecutado las fundaciones del nuevo edificio y se empezaron a levantar las paredes.

Se trata de un proyecto ambicioso, que está a cargo de la empresa Petersen, Thiele y Cruz, y que en diciembre del año pasado se calculaba que iba a costar unos 1.000 millones de pesos. La cifra surgió de la última visita que hizo a San Juan el por entonces ministro de Transporte de la Nación de la gestión macrista, Guillermo Dietrich, pocos días antes de dejar el puesto. El 2 de diciembre, en compañía del gobernador Sergio Uñac, recorrió las obras de refacción del edificio de la estación aérea local y aseguró que iba a dejar todo listo para garantizar la continuidad de los trabajos. En ese momento nadie anticipaba el parate que iba a producir la irrupción del Covid-19, que no sólo ha paralizado obras sino que también ha tenido fuertes efectos en la economía nacional y por supuesto que local también. En ese momento se hablaba de que los trabajos podrían estar listos para octubre de este año, pero ahora nadie está en condiciones de anticipar una fecha probable.

Los trabajos de construcción de la futura terminal aeroportuaria comenzaron en diciembre del 2018. Primero se hizo la demolición de una parte del edificio existente y se comenzó a llevar adelante la tarea, planteada en dos etapas. La idea es llevar adelante la construcción en dos partes para evitar tener que cerrar la operación de los aviones. La totalidad del edificio es de 5.600 metros cuadrados, y en la primera etapa se encaró la construcción de 2.600 metros cuadrados.

En la planta baja estarán los halls de arribos y partidas y de check in con 12 puestos de atención, se incorporarán 12 cintas con balanzas y una cinta colectora, a fin de mejorar el traslado del equipaje y el carrusel. También saldrán dos mangas de embarque.

También se ubicarán allí las oficinas para líneas aéreas y áreas de control, como Migraciones, PSA, Aduana y Senasa, confitería, locales comerciales y sanitarios.

En la planta alta habrá sectores de control de rayos con dos scanners y cerramiento corredizo, lo que permitirá flexibilizar el espacio y utilizarlo en caso de tener sólo operaciones de cabotaje.

Además, estará el sector de Migraciones con cuatro puestos de atención, sala de preembarque de cabotaje, que incluirá dos puertas de embarque y espacio de espera de 320 metros cuadrados, sala VIP, confitería y sanitarios.

El nuevo aeropuerto contará también con nuevo sistema de balizamiento con tecnología de vanguardia que garantizará la máxima seguridad en las operaciones, tanto en horario diurno como nocturno.

Como parte del plan de modernización, en junio del año pasado se terminó la repavimentación de la pista y las calles de rodaje, además del pórtico de entrada, el estacionamiento que se triplicó, y la plataforma que es donde estacionan los aviones, que pasó de 22 mil a 42 mil metros. Esos trabajos permitieron duplicar la capacidad y el estacionamiento de aeronaves de mayor porte, como las utilizadas en vuelos internacionales.

Por ahora, los vuelos comerciales están paralizados y sólo llegan y parten algunos vuelos privados.

 

Pasajeros

Dos

El proyecto de la nueva estación aérea en construcción tendrá dos mangas para el embarque de los pasajeros. Está planificado que una de ellas sea para las operaciones de los vuelos internacionales que lleguen a San Juan.

 

Los costos

Una de las polémicas que se había instalado el año pasado era por el alto costo de los pasajes de los vuelos. Por ejemplo era mucho más barato llegar a Buenos Aires desde Mendoza, que desde San Juan. Y la expectativa estaba centrada con la llegada de las low cost. Ahora todo cambió y habrá que ver qué pasa cuando se reanuden los vuelos.

Fuente: Diario de Cuyo

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *