Inicio » Ingeniería

Viaducto San Martín: Debido a la pandemia “no es prioridad” terminar las estaciones Villa Crespo y La Paternal

Así lo señalaron funcionarios de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña. La licitación, que está a cargo de AUSA, tenía fecha de adjudicación prevista para marzo, pero quedó paralizada desde que se decretó la cuarentena por el COVID-19. Los trabajos llevan un año paralizados y no tienen fecha de reinicio.

El Gobierno de la Ciudad aseguró que no considera prioritario terminar las obras de las estaciones Villa Crespo y La Paternal. La licitación, que está a cargo de AUSA, tenía fecha de adjudicación prevista para marzo, pero quedó frenada por la pandemia. Los trabajos llevan un año paralizados y no tienen fecha de reinicio.

El Portal enelsubte.com transcribió las declaraciones al diario Perfil que realizaron fuentes de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas, que conduce Juan José Méndez: “En el marco de la pandemia del Covid-19 y en línea con la emergencia sanitaria declarada en la Ciudad de Buenos Aires, fue necesario ordenar y priorizar las obras proyectadas para la próxima etapa. En este sentido, se dejaron de priorizar obras que, o bien ya habían sido iniciadas o tenían empezado su proceso licitatorio; es el caso de las estaciones La Paternal y Villa Crespo”.

Desde la misma secretaría aseguraron que “no hay fecha de inicio” para las obras, que ya llevan más de un año frenadas a causa del escándalo con la contratista original (la UTE Green-Rottio) y la posterior decisión del gobierno porteño de rescindir su contrato, que fue anticipada en exclusiva por enelSubte.

Debido a esto, el Gobierno de la Ciudad decidió relicitar las obras pendientes en diciembre pasado, a través de la empresa estatal porteña Autopistas Urbanas (AUSA). Los sobres se abrieron a fines de enero, presentándose un total de 12 ofertas, y la adjudicación estaba prevista para fines de marzo. Sin embargo, y tal como explicó entonces este medio, la pandemia obligó a dilatar esos plazos, que se han extendido hasta la fecha sin que haya avance alguno. De haberse avanzado dentro de los tiempos pautados, las estaciones habrían estado terminadas para este mes.

En este año de parálisis los únicos trabajos que avanzaron fueron los de vías y señalamiento, que formaban parte de contratos independientes y no se vieron afectados por la crisis de Green-Rottio. En particular, la obra de señalamiento fue terminada el mes pasado y los trabajos de vías están próximos a culminar.

Hace exactamente un año, se conoció que las estaciones La Paternal y Villa Crespo habían quedado inconclusas por un fraude en perjuicio de 50 subcontratistas. Por el fraude, el Gobierno porteño resolvió, en 2019, rescindir el contrato que mantenía con la empresa adjudicada para los trabajos, una UTE formada por Green-Rottio que acumuló una deuda superior a los 400 millones de pesos.

En septiembre de 2019, las empresas “alevosamente estafadas” denunciaron el fraude con el siguiente comunicado:

“La suma a la que asciende la deuda con nosotros supera los 400 millones de pesos; aunque sabemos que poco a poco esta suma irá creciendo ya que tenemos conocimiento que aún falta contabilizar la deuda de otras empresas con las nuestras. Sospechamos que puede alcanzar los 600 millones. Debido a esto, la situación de nuestras empresas es en algunos casos desesperante. Se trata, en su mayoría, de Pymes de conformación familiar. Somos, absolutamente todos, los típicos empresarios que no sabemos despegar el amor a nuestro trabajo y a nuestras empresas del amor general que sentimos por nuestro país. En nuestras empresas trabajan codo a codo, padres, hijos, tíos, primos y amigos. La obra del Viaducto San Martín es un orgullo para nosotros, que fuimos en verdad los que la llevamos adelante trabajando noche y día.

La empresa Green SA – Rottio SA VFE UTE, con el consentimiento flagrante del Gobierno de la Ciudad que está en absoluto conocimiento de lo que sucede ya hace muchos meses, está permitiendo que la estafa se termine de concretar: no sólo permitió que la UTE vendiera al Banco Supervielle los derechos de cobro de los certificados de obra, con todas las complicaciones legales que esto trae, sino que además siguió liquidándoles los certificados y redeterminaciones de obra cuando ya la empresa estaba en cesación de pago a sus proveedores. La maniobra no puede ser más descarada o, al menos, negligente.

En estas instancias, la obra se encuentra sin terminar y absolutamente paralizada. Advertimos a todos los usuarios de la línea San Martín que dicha paralización acarrea inevitablemente una serie de peligros, y que responsabilizamos por ello al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También hacemos extensivo el llamado de atención pertinente a todos los trabajadores ferroviarios de la Línea San Martín para que estén más alerta que nunca ante cualquier inconveniente.”

Fuente: Parque Chas Web

Dejar un comentario