Inicio » Actualidad

Mar del Plata: Barrios de Pie disputa Obras Publicas.

25/09/2020 |

 Nota: Este articulo fue recopilado de quedigital.com.ar.

Nótese que las fotos muestran a operarios que no son operarios, tanto las manos, los guantes sin estrenar, la indumentaria recién sacada de sus paquetes, la pala con la etiqueta de fabrica, los zapatos limpios…. se implantaron para la foto.

…………..

Cooperativas de trabajo: entre el “cambio” de actitud del Municipio y lo que falta

Desde Barrios de Pie destacaron la nueva perspectiva que asumió la actual gestión en comparación con la anterior. El trabajo de las cooperativas y su inclusión en la obra pública.

El cooperativismo como una de las vías cada vez más extendidas de organizar el trabajo en los sectores más vulnerables aún sigue sin tener un pleno reconocimiento de las autoridades gubernamentales, a pesar del rol que cumplen sobre todo en la ciudad con más desempleo. Al respecto, desde Barrios de Pie destacaron que a nivel municipal la actual gestión empezó a cambiar la visión del Municipio pero advierten que aún falta. La inclusión definitiva en la obra pública, el principal desafío.

Durante la gestión de Carlos Arroyo, los conflictos de las cooperativas de trabajo nucleadas en diferentes organizaciones fueron prácticamente una constante, con acampes que incluso duraron meses y meses en reclamo de trabajo. Directamente relacionada con la reducción del Estado que se implementó desde las esferas nacionales y provinciales de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, a nivel local la falta de respuestas tuvo nombres y apellidos que aún hoy los cooperativistas recuerdan muy bien, como es el caso de Hernán Alcolea, quien ocupó el cargo de interlocutor entre 2017 y 2019. “Había un piso bajísimo”, describen desde Barrios de Pie.

Con el inicio de la gestión de Guillermo Montenegro, desde la organización aseguran que al menos en primera instancia hubo un cambio de actitud del Municipio, “mayor racionalidad”, según definen. Sin embargo, todavía falta mucho para poder incluir definitivamente a las cooperativas de trabajo en la órbita de la obra pública local.

“El Municipio ha logrado mayor racionalidad. Había un piso bajísimo. Los últimos cuatro años no solamente no hubo nada sino también niveles de agresión para los sectores cooperativos. Tuvimos funcionarios, directores de cooperativas que estaban en contra de las cooperativas”, describió Rodrigo Hernández, referente de la organización, en diálogo con Qué digital.

“Decía que te bajaba puntos o te daba menos trabajos si vos protestabas. Tuvimos un director de cooperativas que no conocía la constitución ni los derechos ciudadanos”, recordó sobre el funcionario que fue echado por el propio Arroyo antes de finalizar su gestión.

Con cautela, Hernández advierte que desde la asunción de Pablo Nogués, “hay racionalidad”. “Hay un director de cooperativas que conoce a las cooperativas, que viene del trabajo de las cooperativas y que si bien podemos acordar o no en el pensamiento, podemos trabajar para que haya coordinación. Quiere que las cooperativas funcionen. Era tan malo lo que había antes que hoy se ha notado un cambio”, reconoció.

“Con diferentes pensamientos se pueden generar acuerdos que benefician a la sociedad. Lo que está pasando con las cooperativas es eso”, añadió.

“Después hay que ver, siempre falta más. Nosotros (Barrios de Pie) tenemos más de mil personas asociadas a las cooperativas y los trabajos no representan ni un 5% de lo que están dando. Pero empezó a girar una rueda que si se involucra el Municipio y hay acuerdo con el estado provincial y nacional se puede generar un volumen de trabajo más acorde a la realidad que necesita Mar del Plata”, sumó.

Según señaló, gran parte de los trabajos que hoy pueden llevar adelante las cooperativas que se nuclean en la organización provienen de programas de empleo nacionales. A nivel local, actualmente están teniendo articulación con el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado, como también con Obras Sanitarias. “El Municipio entendió que hay obras que a las empresas no les interesan pero que son muy valiosas para las cooperativas”, celebró.

Se trata, en suma, de un primer paso de cara a una “inclusión” definitiva de las cooperativas en la obra pública municipal, una relación atravesada por el conflicto en los últimos años: “No debe ser una disputa con los sectores privados o gremios, tiene que haber armonía. Se tiene que asumir que las cooperativas existen, que no son solamente para hacer parches, que se puede generar volumen de trabajo encontrando un punto armónico”, completó Hernández.

Fuente: quedigital.com.ar

Dejar un comentario