Arquitectura

El Colegio de Arquitectos de Mendoza cuestiona el proyecto para el Cerro de la Gloria

La propuesta del Gobierno para demoler las instalaciones en un espacio concesionado y construir nuevas sigue generando controversias

En octubre pasado, el Gobierno provincial presentó su propuesta para un llamado a licitación, que incluye la construcción de un restaurante y áreas de servicios en la zona del Cerro de la Gloria y el monumento al Ejército de Los Andes, donde se prevé la inversión privada en el desarrollo de la llamada Unidad de Servicios, que cosechó críticas y adhesiones entre el sector turístico y la arena política.

Incluso, la Asociación Cultural Sanmartiniana lanzó un petitorio en change.org solicitando firmas para el rechazo al proyecto.

Ahora se conoció el documento del Colegio de Arquitectos de Mendoza, en el que prevé “las posibles incompatibilidades o conflictos en los distintos niveles” que ha detectado “luego de hacer un análisis pormenorizado del texto de la Licitación de la misma, de acuerdo a lo aprobado en la última sesión de la comisión Ampliada de Arquitectura, Historia y Paisaje Cultural».

La entidad señala que su análisis va más allá del puro hecho arquitectónico, ya que “se han analizado los posibles efectos ambientales, culturales, sociales, patrimoniales, paisajísticos, de movilidad, entre otros, que el mismo generaría en caso de su realización”.

Desde lo legal, analizaron la Ley 19 Creación del Parque, las de Área Ambiental Urbana Protegida, la de Preservación, Conservación, Defensa y Mejoramiento del Ambiente, la de Protección del Patrimonio Cultural, y la 552/98 Declaratoria de Patrimonio Cultural de la Provincia del Monumento al Ejército de los Andes, su base y su entorno. También las normas nacionales que regulan estos aspectos.

 

Las observaciones

Una de las objeciones que sostiene la entidad profesional es la falta de consideración del carácter patrimonial nacional que tiene el monumento, señalando que “el pliego de licitaciones no incluye mención alguna al carácter patrimonial de alcance nacional que posee el monumento, y de acuerdo a lo expuesto por las autoridades de la Dirección de Parques y Paseos Públicos del Gobierno de Mendoza, quienes poseen la custodia del bien referido, la licitación se encuentra en estado de análisis de propuestas”, y observa que “no se cumplió con el procedimiento de consulta obligatoria, quedando en manos del adjudicatario realizarla, lo cual tampoco se ha mencionado en el pliego referido”.

Otra de las objeciones tiene que ver con que no se realizó un procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental. “Por ello creemos que en la instancia administrativa que se encuentra el mismo, sería conveniente producir los documentos necesarios para poder mitigar los posibles impactos derivados del proyecto y el desarrollo de la actividad que esta intervención implica”, aseguran.

Y consideran que es necesario elaborar “un Plan de Mitigación de la Obra y un Plan de Manejo de la Actividad, como es solicitado a cualquier proponente por la Secretaría de Ambiente, pudiendo ser aportado por el proponente concesionario parcialmente y el resto por la Dirección del Parque y del Ecoparque, dependiendo de la temática a quien corresponda”.

 

Rehabilitación del conjunto

En cuanto a lo arquitectónico, el Colegio considera que “el conjunto conformado por el Cerro de la Gloria con el Monumento al Ejército de Los Andes, el Ecoparque y el Teatro Griego Frank Romero Day constituye un sitio de valor patrimonial”.

Y sugieren que “como tal, su abordaje debe ser integral. El tratamiento del área debe ser abordado desde la perspectiva contemporánea de paisaje en las políticas de planeamiento del territorio, tal como desde hace décadas se realiza en otros lugares del mundo que se destacan en el desarrollo sostenible de áreas turísticas y recreativas, respetando y valorizando los recursos naturales y culturales”.

“La intervención propuesta debe ser considerada una rehabilitación del conjunto en su totalidad, del paisaje, y no solo de uno de sus componentes. Una rehabilitación consiste en lograr un uso compatible para una propiedad a través de reparaciones, modificaciones y/o adiciones, sin alterar sus características intrínsecas, las que le dan su valor patrimonial, las que transmiten sus valores históricos, culturales, paisajísticos o arquitectónicos. Así, no solo debe considerarse el valor patrimonial del monumento al Ejército de Los Andes, sino también las obras realizadas en todo el sitio por el arquitecto Ramos Correas”, considera la entidad.

 

“Falta un proyecto integrador”

Finalmente, se hace hincapié en los problemas de erosión natural y antrópica del sitio, remitiendo a un informe del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) de 2005, que asegura que “la situación de deterioro por erosión del cerro ha llegado a un punto tal que no se pueden encarar soluciones parciales, sino que se requiere un proyecto integrado que resuelva los problemas existentes y proporcione pautas para el mantenimiento futuro. Debe considerarse que cualquier intervención ha de tener en cuenta el impacto en el paisaje, por lo que las soluciones naturales, como la forestación, son las más adecuadas”.

En ese sentido, el informe indica la necesidad de estabilizar taludes y reconstruir obras de riego, así como de reforestar el predio.

Finalmente, en el informe se destaca que “el Cerro de la Gloria representa uno de estos sitios particularmente significativos, donde el diseño del monumento y el entorno que lo enmarca ha sido cuidadosamente pensado para estimular y acompañar la experiencia de reflexión y homenaje a valores fundamentales de la historia argentina”.

“Cualquier intervención en un hito de esta carga simbólica, amerita un proceso de participación, de discusión y reflexión conjunta, donde puedan acordarse políticas de revalorización del sitio patrimonial que al mismo tiempo garanticen la efectiva preservación del bien, en la búsqueda de cierto equilibrio y consenso posibles”, considera el Colegio de Arquitectos de Mendoza.

Fuente: El ciudadano

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *