Actualidad

En Salta, la esperanza está en la obra pública

La construcción en Salta ya perdió 70 empresas y 2.140 empleos formales. Nación y Provincia quieren impulsar la actividad con $40 mil millones.

En el sector de la construcción hay expectativa por los anuncios de inversión en obra pública para este año, luego de un 2020 en el que se desplomó la actividad por la crisis económica que agravó la pandemia del coronavirus.

En Salta, 70 constructoras y subcontratistas desaparecieron en noviembre, en comparación al mismo mes de 2019, según los últimos datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric). Quedaron en pie 385 empresas y 5.893 trabajadores del rubro mantuvieron sus puestos en blanco hasta el registro de octubre. En la relación interanual, hubo para ese período un 26% de obreros menos y en 10 meses se perdieron 2.140 empleos formales.

 

Con ese panorama, y ante un año electoral, tanto desde el Gobierno nacional como del provincial apuestan a la construcción como un instrumento clave para la recuperación del trabajo.

El plan de obras públicas de la Provincia para 2021 es de $12.534 millones, según lo estipulado en el Presupuesto (es el área que mayor crecimiento de inversión tiene en las previsiones económicas). Significa un incremento del 202% en relación a la cifra que se previó el año pasado para el mismo ítem ($4.153 millones) y que estuvo subejecutada, de acuerdo a la información oficial. El último resumen de gastos de la Oficina Provincial de Presupuesto da cuenta que entre enero y octubre de 2020 se invirtieron cerca de tres mil millones de pesos en construcciones, que es un 37% de lo que estaba previsto para todo el año en esa área.

La Nación promete aportar $16.975 millones en obras para Salta durante este período. Se debe sumar fondos por $3.748 millones estipulados en diferentes programas nacionales, $611 millones de financiamiento internacional y otros $6.609 millones que corresponden a grandes obras interjurisdiccionales que prevé el Gobierno central. En total, la inversión en infraestructura para 2021 está prevista en $40.479 millones.

Según explicó el ministro de Infraestructura de la Provincia, Sergio Camacho, durante el balance que se hizo sobre el primer año de gestión de Gustavo Sáenz, se espera el inicio de 91 obras de agua y saneamiento comprometidas por $2.400 millones, además de la continuidad a las obras de agua en la zona declarada en emergencia sociosanitaria (Rivadavia, Orán y San Martín).

En cuanto a la inversión en agua y saneamiento, se planea ejecutarla con un sistema de mano de obra intensiva, es decir con pocas maquinarias de manera de generar más empleo.

Ante esa iniciativa, el titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) en Salta, Rubén Aguilar, advirtió que ocupar mano de obra intensiva no debe ser una excusa para vulnerar derechos laborales.

“No estoy en contra de las cooperativas, simplemente que es mejor el empleo donde el trabajador registre sus aportes en futura jubilación, que tengan obra social y no sigan en la precariedad”, afirmó a El Tribuno el dirigente sindical.

Un punto que todavía no se tocó sobre los proyectos para este año es el de la construcción de viviendas sociales. Aún no se anunciaron licitaciones para nuevas urbanizaciones y las casas que en la actualidad construye el IPV son resacas de planes de 2017.

Fuente: El tribuno

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *