Actualidad

En La Pampa capacitan a mujeres para trabajos de obras

Las veinte mujeres que formen parte «serán capacitadas en albañilería y pintura en obra, lapso en el cual recibirán un salario».

La iniciativa apunta al diseño de un urbanismo con perspectiva de género, donde la mujer es «agente activa de derechos y hacedora de ciudades». El programa, financiado por el Gobierno Nacional a través de un convenio firmado por el gobernador, fue presentado en General Acha, donde la gerenta del IPAV, Romina Montes de Oca, detalló que se invertirán casi 12 millones de pesos para que mujeres locales se capaciten, hagan obras en el barrio Silva y avancen en el objetivo final de conformar cooperativas de trabajo.

Montes de Oca detalló que el proyecto se trabajó con un equipo de campo en General Acha y propone que «más de 20 mujeres del Barrio del Oeste hagan una intervención de obra pública en dos corazones de manzana del barrio Silva», que hoy permanecen inutilizados.

Los trabajos a realizar comprenden un estacionamiento, también se instalarán juegos, bancos de hormigón, piso de caucho, canillas de riego, cartelería, cestos, paneles didácticos, bicicleteros, tachas viales; trabajarán también en la parquización y completamiento de plazoletas.

Para que puedan avanzar en la realización de los trabajos, las veinte mujeres que formen parte del programa «serán capacitadas en albañilería y pintura en obra, lapso en el cual recibirán un salario».

Montes de Oca adelantó que el objetivo final del programa «es la conformación de una o más cooperativas de trabajo, para lo cual además se capacitarán en derecho laboral, contabilidad básica y en la conformación de la organización solidaria, para que ellas mismas puedan llevarla adelante».

 

Paradigma

La funcionaria destacó «la necesidad de incrementar la incorporación de mujeres a trabajos y actividades tradicionalmente asignadas a varones, mitigando la diferencia que se ha generado históricamente en algunos ámbitos, como por ejemplo, el de la construcción».

«Para mí es un enorme orgullo que nuestro gobernador esté presentando este proyecto con perspectiva de género, que sin lugar a dudas genera inclusión, trabajo e igualdad de oportunidades», concluyó.

En su fundamentación, el proyecto detalla que «los roles asignados a cada género son una construcción social, y como tales corresponde como sociedad trabajar para desnaturalizar las relaciones desiguales de existencia a la hora de apropiarnos del mundo que nos rodea». Y considera que «a división del trabajo por sexos por tanto caracteriza la distribución de los trabajos productivos y reproductivos sentando las bases de la persistencia de las desigualdades de género».

La propuesta desarrollada en General Acha indica que, actualmente, «el 40% de las mujeres económicamente activas en el país, están desempleadas o trabajan en el sector informal, esto se traduce a casi 3 millones de mujeres participando en el mercado laboral de manera precaria. La división sexual del trabajo impacta de manera desigual en los géneros, ya que al asignar a las mujeres las tareas reproductivas del hogar quedan limitadas a acceder a trabajos remunerados que sean acoplables con las actividades hogareñas».

Y remarcan que «aunque en todo el país se pueden percibir las desigualdades entre mujeres y varones en el acceso al mercado laboral, es en los aglomerados más pequeños que esta brecha se extiende aún más. La desocupación laboral afecta mayormente a las mujeres, no importa el nivel educativo ni las condiciones sociales, en este sentido, el tiempo de desocupación suele ser mayor en el caso de las mujeres, esto se debe a los roles asignados socialmente a ambos en el hogar y fuera de ella».

 

Incorporación

El programa entiende «la necesidad de incrementar la incorporación de mujeres a trabajos y actividades tradicionalmente asignas a varones, mitigando la diferencia que se ha generado históricamente en algunos ámbitos como por ejemplo lo es el de la construcción».

Explicaron además que «la participación de mujeres en el mercado laboral de la construcción es mínima en la localidad de General Acha, hasta se puede hablar de una subrepresentación femenina en el sector, el cual frecuentemente es caracterizado por ser un sector tradicionalmente masculino. Específicamente en nuestro país, las mujeres están sub representadas tanto en el sector de transporte como en el de construcción».

Finalmente, detallaron que los cargos ocupados por mujeres en esos sectores «son en empleos de menor responsabilidad, y por ende menor remunerados, o peor, reciben menor salario a igual trabajo»

Fuente: El diario de La Pampa

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *