Vialidad

Acuerdo de ajuste menor de obra por la ruta 188 Mendoza

Empresas en esta noticia

Aspectos relacionados con la jurisdicción de la obra, términos acordados en su momento con la UTE adjudicataria, y otros puntos de índole legal, quedaron resueltos con la mediación de Vialidad Provincial.

“Acta de acuerdo de ajuste menor de obra” es el título del documento firmado por el administrador del ente vial provincial, Osvaldo Romagnoli, y el titular del Cuarto Distrito de Vialidad Nacional, Guillermo Amztutz, en relación a las diferencias que presentaba la obra de pavimentación de la Ruta Nacional N° 188 en el tramo Soitué – Kilómetro 21, en el sur de Mendoza.

Por sus características e influencia, la obra es la que mayor relevancia adquiere en los departamentos General Alvear y Malargüe, beneficiarios directos del futuro vínculo que permitirá contar con un nuevo corredor bioceánico dispuesto a complementarse con el Paso Internacional Pehuenche, ofreciendo un nuevo canal social y comercial.

El tramo en cuestión, iniciado en 2013 y adjudicado a la Unión Transitoria de Empresas integrada por Genco S.A. y Obras Andinas S.A., quedó paralizado a fines de 2019 a raíz de una recisión unilateral por parte de la contratista en función de una serie de atrasos en los pagos por parte de la Dirección Nacional de Vialidad.

El escenario comenzó a generar, entonces, reclamos por parte de la UTE en relación al pago de certificados, intereses, además de cuadros modificatorios de precios que no estaban convalidados en la sede central de Vialidad Nacional, entre otros puntos.

A su vez, Vialidad Provincial tenía a su cargo la inspección de los trabajos, la elaboración de la documentación en la relación con la contratista, junto a los procesos de pagos canalizados a Buenos Aires mediante la sede Mendoza de Vialidad Nacional.

Tal situación exponía a las partes a una serie de acciones judiciales que, a partir de la mediación del ente vial provincial, quedaron superadas por el acuerdo firmado el pasado miércoles 10 de febrero.

De esta manera, la potestad absoluta de la obra quedó bajo la órbita de la Dirección Nacional de Vialidad, mientras que las tres partes intervinientes en el tema (DPV-DNV-UTE adjudicataria), “renunciaron expresamente a todo reclamo interpuesto o a interponer por cualquier vía o fuero, de cualquier tipo de sanción, penalidad, gastos improductivos, mayores costos devengados a partir del 30 de octubre de 2019, daños o perjuicios”.

 

 

Fuente: MendoVoz

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *