Arquitectura

La tendencia de habitar una casa que aún no está terminada

Curiosamente, esta casa reúne espacios con detalles faltantes y, a la vez, una arquitectura que expresa la esencia fundamental del proyecto original.

El proyecto CJP, del estudio ONA – Oficina Nómada de Arquitectura, está ubicado en un terreno de 500m2 en el departamento de Luján de Cuyo. El contexto inmediato se caracteriza por la baja densidad poblacional, ya que se encuentra en la periferia del tejido urbano consolidado de la ciudad. En los alrededores conviven pequeños barrios de viviendas unifamiliares con parcelas de viñedos y frutales. Debido a la escasa cantidad de construcciones en la zona y la baja altura de las mismas, desde el terreno se puede tener una imponente vista al oeste de las montañas mendocinas.

El programa de necesidades solicitado se desarrolla para una unidad de convivencia compuesta por dos personas adultas y dos menores de edad y se resuelve en una tipología de vivienda en “L” que gira en torno a un núcleo de hormigón armado y un patio seco. De esta manera, la planta baja dispone un sector amplio y luminoso para cocinar, comer y estar, con orientación hacia el norte y, otro sector -más alejado- para las actividades de aseo y descanso. La planta alta tiene como destino generar un espacio común para quienes habitan la casa, ya sea para estudiar o trabajar.

La propuesta material de la obra tiene dos lógicas diferentes según el nivel: la planta baja está compuesta por la presencia hormigón armado con terminación vista y muros de mampostería, que por momentos quedan descubiertos para ver el trabajo artesanal de su realización. El núcleo de escaleras, baño de visitas y estudio se genera en una pieza monolítica de hormigón armado que organiza el resto de los ámbitos de la vivienda. Por otro lado, la planta alta responde a otra lógica material al desarrollarse en una estructura metálica recubierta en chapa acanalada. De esta manera, se logra una integración por contraste de dos sistemas constructivos muy distintos.

La luz es un tema central en este proyecto. La búsqueda de las mejores orientaciones hacia el norte para los ambientes diurnos de estar, comedor y cocina junto con una galería; es una de las principales premisas de la obra, a la vez que ubica los espacios más privados hacia el oeste, para captar la luz del atardecer. Además, un sistema de estratégicos tragaluces genera el ingreso de luz solar directa en diferentes momentos del día mientras se recorre la vivienda, lo que permite disfrutar de distintas atmósferas desde la mañana hasta la noche.

 

Habitar el proceso

Esta propuesta tiene un toque especial y particular: la obra está habitada sin estar concluida. Al momento de esta publicación, la obra no se encuentra 100% terminada. Esta particularidad de mostrar en un registro las fotos del habitar de una obra en su etapa final, resulta algo muy interesante para compartir, ya que no hay precisión de cuándo se podrá concluir los detalles faltantes, pero la arquitectura construida ya expresa la esencia fundamental del proyecto original.

Esta situación es mucho más frecuente de lo que parece en la vida real, pero no suele verse reflejada en las fotografías de arquitectura donde se puede contemplar la obra perfectamente acabada, ordenada y, en muchos casos, hasta vacía.

Entonces, surgen los siguientes interrogantes para reflexionar: ¿no es acaso el objetivo primigenio de toda obra de arquitectura el dar refugio a sus habitantes, aún si ésta no se encuentra perfectamente terminada? ¿Por qué nos hemos acostumbrado a incorporar arquitectura perfecta, pulcra y sin ningún tipo de ruido visual cuando en la realidad sucede otra cosa?

En el habitar del ser humano se encuentra el eje fundamental que da vida, concepto, proporción, escala y motivo originario de todo proyecto arquitectónico. Quizá, en un futuro sea posible poder apreciar en publicaciones un mayor número de obras de arquitectura imperfectas, más reales, que muestran a sus habitantes felices haciendo uso y disfrutando de las ideas construidas que se desarrollan en la profesión.

 

Ficha Técnica

Nombre del Proyecto: CJP

Oficina de Arquitectura: ONA – Oficina Nómada de Arquitectura

Arquitecto a Cargo: Arq. Nicolás Guerra

Colaborador: Arq. Fernando Zingaretti

Ingeniería: Ing. César Almécija

Créditos fotografía: Arq. Luis Abba

Año finalización construcción: 2020

Superficie construida: 210m2

Ubicación: Luján de Cuyo – Mendoza – Argentina

Fuente: Los Andes

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *