Agua: aumentarán la capacidad de reserva en Santa Rosa

El informe de Aguas del Colorado sobre el servicio vinculado al acueducto del río Colorado anticipa la construcción de tres nuevas cisternas que prácticamente duplicarán la posibilidad de almacenaje que la capital provincial tenía en 2019.

El gobierno provioncial prevé la construcción de tres cisternas para reserva de agua en Santa Rosa que prácticamente duplicarán la actual capacidad de almacenaje. Así lo dijo el titular de Aguas del Colorado, Juan Mecca, al brindar un informe sobre la actual situación del acueducto y las millonarias inversiones previstas.

“A principios de 2019, la ciudad de Santa Rosa contaba, sumando todos los Centros de Abastecimiento, con una capacidad máxima de 17.500 metros cúbicos para reservas de agua potable a utilizar ante eventuales salidas de servicio de uno o los dos acueductos que la abastecen”, señaló el titular del Aguas del Colorado. “Planificamos construir, en el predio que ADC posee en Avenida Palacios N°890, tres nuevas cisternas de 5.000 metros cúbicos cada una para aumentar dicha capacidad”, agregó.

La primera cisterna de 5.000 metros cúbicos fue construida por la empresa ECOP Construcciones SRL y habilitada en agosto de 2021, con un costo de US$ 1.441.235; la construcción de la segunda cisterna, de igual capacidad, se adjudicó a la misma empresa, por un costo de US$ 2.237.229.

El movimiento de suelos se inició en marzo de 2021, con un costo de US$ 361.087 y la construcción de la cisterna propiamente dicha comenzó en el mes de septiembre, estimándose su habilitación en abril de 2022. La construcción de esta segunda cisterna incluye una obra de desagüe que comenzó en el mes de octubre y contempla el eventual rebalse del conjunto de las tres cisternas de 5.000 m3 proyectadas (una finalizada, una en construcción y una a construir en 2022) más dos cisternas existentes de 5.000 m3, ubicadas en el mismo predio.

Planta de barros

En otro orden de cosas, el funcionario explicó los beneficios de la construcción de la planta de barros en Pichi Mahuida, otro de los puntos observados para el mejoramiento del servicio. “Se construyó con la finalidad de cumplir con las Normativas Provinciales de Control de Vertidos en los parámetros sólidos suspendidos, que establece una concentración máxima de aluminio total de 2 mg/l.

La obra fue construida por la empresa BEPHA Construcciones S.A. por un monto de US$ 1.109.669 y quedó concluida en mayo de 2021. «Se extraen los barros generados en la Planta de potabilización de agua, mediante la utilización de bolsas geodesecadoras”, dijo Mecca.

Antes de la construcción de la planta, los valores de concentración de aluminio vertidos al río eran de aproximadamente 50 mg/l. Una vez puesta en marcha, se analizaron muestras y todos los valores de concentración de aluminio cumplieron con el límite máximo exigido en la norma.

2.258 horas sin servicio

De acuerdo a estadísticas registradas desde el año 2007, el tiempo sin servicio a la ciudad de Santa Rosa, generado por reparaciones en el acueducto troncal del Río Colorado, fue de 2.258 horas.

A lo largo de toda la cañería de impulsión, el registro sin servicio fue de 575 horas (25,5% del total), mientras que la cantidad de intervenciones respecto del total fue de 34,4 % (33/96).

Las obras encaradas permitirán que la cañería trabaje a presiones menores que la actual en el primer tramo de impulsión, lo que prolongará la vida útil de la cañería, disminuirá la probabilidad de fugas y mejorará la capacidad para disipar golpes de ariete generados por cortes de energía.

El segundo tramo de impulsión quedará operando con las presiones del proyecto original. Desde la puesta en marcha del acueducto, este tramo no requirió ninguna reparación.

Para concretar el nuevo sistema de bombeo en el Acueducto río Colorado, en septiembre de 2021 se firmó contrato con la Empresa Bepha Construcciones S.A., para la construcción de la obra “Estación de Bombeo adicional EB2-2” por un monto de US$ 7.906.630.

Objetivos y previsiones

Mecca habló de los objetivos de las obras proyectadas para 2022-2023 y, lo más importante, su financiación y si con las mismas se estaría acotando la posibilidad de deficiencias en el servicio en la temporada estival. “Nunca podrá garantizarse que no habrá fallas, ni aquí ni en ningún acueducto del mundo. Si consideramos además que el Acueducto troncal del Río Colorado posee 264 km. de longitud, con juntas que pueden presentar fugas cada 12 metros promedio, más aproximadamente la misma longitud de acueductos secundarios, que funcionan ininterrumpidamente desde su puesta en marcha, año 2005, no permitiendo su detención para mantenimiento preventivo, es imposible augurar que no puede haber fallas”, expuso.

La construcción de los “módulos de tratamiento”, que permitirían contar con agua suficiente para abastecer a las localidades previstas durante los próximos 50 años, fue otro de los puntos abordados por el titular de Aguas del Colorado. “El sistema de acueductos del Río Colorado fue diseñado para alimentar las localidades de la provincia de La Pampa con poblaciones superiores a 500 habitantes, que durante el estudio padecían falta de agua de calidad aceptable como agua potable”, explicó.

El sistema de transporte de agua potable desde el río Colorado fue proyectado para extraer un caudal máximo de 7.200 m3/h, mediante tres módulos de tratamiento de 2.400 m3/h cada uno, que se irían construyendo en función de la demanda de todas las localidades abastecidas y a abastecer.

El horizonte de diseño fue el año 2037. El caudal máximo a extraer del río y las conducciones hasta todos los puntos de demanda se proyectaron satisfaciendo el fin del período de diseño, pero las obras de potabilización, de bombeo y las reservas se planificaron en tres etapas con saltos de caudal 1/3 del valor final.

Actualmente, está construido y en funcionamiento un único módulo que provee 2.400 m3/h. En virtud que el suministro desde el ARC se realiza de manera complementaria al sistema de abastecimiento de cada localidad, se encuentra operando todavía a la mitad de su capacidad.

Para posibilitar el aumento de caudales deberá previamente construirse el segundo módulo de la planta potabilizadora (2M = 4.800 m3/h), aumentar el número de bombas en las estaciones de bombeo existentes, construir nuevas estaciones de bombeo y cisternas adicionales.

Originalmente, se proyectó trabajar con el tercer módulo (3M = 7.200 m3/h) el período teórico 2023 – 2037. De acuerdo con la experiencia recogida, este período de funcionamiento se estima ocurrirá dentro de 20 años, cuando el acueducto existente cumplirá 36 años en servicio. Deberá examinarse, entonces, su comportamiento y vida útil remanente antes de una eventual ampliación.

Si bien el funcionario provincial remarcó la imposibilidad de que el sistema tenga fallas a futuro, sí consideró positivamente el «hecho de poder atenuar los impactos, por ejemplo utilizando -cuando las fugas lo permitan- las nuevas tecnologías aplicadas entre ellas los tambores de reparación».

Por otra parte, Mecca fue gráfico en indicar que los trabajos realizados durante la gestión de Gobierno provincial anterior, por ejemplo en tableros y bombas (cuyas grandes dimensiones pueden apreciarse en las gráficas tomando como perspectiva la presencia de los obreros a la par), en esta segunda etapa se deberán sumar equipamientos similares y de mayor tamaño que los actuales.

Fuente: El diario de La Pampa

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.