Una obra demorada y con internas entre sus socios aguarda al FMI para conseguir u$s 1900 millones

Chihuido  La represa que un consorcio encabezado por Eurnekian planea construir en Neuquén debía destrabarse en estas semanas. Pero el socio alemán, que aportará el financiamiento, reclama quedarse con el control.

Una obra demorada y con internas entre sus socios aguarda al FMI para conseguir u$s 1900 millones

La semana próxima, ya renegociada la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), debería acelerarse la confección de los contratos para construir la represa Chihuido en Neuquén, una obra de u$s 2200 millones que Helport, la constructora de Eduardo Eurnekian, busca llevar adelante con el socio alemán Voith Hydro y financiamiento de ese país. Sería el primer gran proyecto que se reactiva, FMI mediante. Pero una disputa entre los socios del consorcio puede alterar los planes.

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.