Santa Fe -En la construcción, hay buenas expectativas

Obra pública con pago de la deuda: la inflación golpea las buenas expectativas de la construcciónEl pago de la deuda de Nación debe destinarse a «gastos de capital», tanto bienes como obra pública. En la construcción, hay «buenísimas» expectativas
Luego que la provincia rubricó el acuerdo con Nación para que el gobierno federal le pague a Santa Fe los 150.000 millones por coparticipación que le correspondía a la bota santafesina se empieza a diagramar lo que será el destino de los fondos. En el sector de la construcción hay «buenísimas» expectativas en torno al destino del monto asignado a obras, pero a su vez manifestaron la creciente preocupación en el rubro por la falta de precios de referencia y la inflación que asfixia al sector.

Cabe destacar que el pago de la deuda debe reinvertirse de parte del Ejecutivo provincial en materia de gastos de capital y/o para endeudamiento de gastos de capital, lo que se traduce en obra pública. Por esto, si bien los empresarios privados y cámaras de la construcción permanecen expectantes, ratificaron en diálogo con UNO su preocupación por el contexto inflacionario e inestable en el que se encuentra el rubro, afirmando que «se han ralentizado obras y se pusieron en suspenso algunos contratos».

La construcción de una casa en Santa Fe supera los cuatro millones de pesos.
La construcción de una casa en Santa Fe supera los cuatro millones de pesos.

Sobre esto, el titular de la Cámara Santafesina de la Construcción (CAC Santa Fe), Sergio Winkelmann, afirmó que «hay un alto porcentaje del acuerdo destinado a la obra pública». Y agregó: «Esto viene excelente para la provincia de Santa Fe. Las expectativas son buenísimas, pero en tanto y en cuanto no haya un sostén a este alto grado inflacionario que tenemos se dificulta muchísimo por más que tengamos la cantidad de obras que tenemos».

Aumentos constantes
En relación al contexto adverso para armar licitaciones y fijar precios de referencia, el referente de la construcción destacó: «No podemos quejarnos de que no hay obras, pero esto te quita ese aliento y esa fuerza que tenemos nosotros los constructores para llevar adelante esas obras. Todas las semanas nos encontramos con avisos de que aumenta el cemento, aumenta el hormigón, aumenta el hierro, ni hablar el combustible».

En lo que es el destino de los fondos que Nación pagará a Santa Fe también entra en juego el porcentaje de coparticipación que se le asigna a los municipios y comunas, que está en un orden del 13,45%.

Correspondiéndose al contexto de constantes subas de precios en los insumos, materiales y equipamiento para la construcción, Winkelmann afirmó: «No se han paralizado obras al momento, al menos en el arco que nos corresponde. Sí se han ralentizado obras y hay contratos en suspenso para ser firmados».

Suspensión de licitaciones
Con total falta de precios producto de que la no cotización por falta de precisiones de la mano de una inestabilidad total del precio del dólar, las empresas constructoras se encuentran ante la imposibilidad de realizar una licitación sin precios de referencia por ninguna parte y en el marco de un contexto inflacionario que presiona cada vez más.

Tanto es así, al punto de que la Cámara de la Construcción de Santa Fe (CAC) solicitó y acordó con la Municipalidad una suspensión por un plazo indeterminado de las licitaciones de obra pública pendientes al 7 de julio, debido a la imposibilidad de licitar sin precios de referencia. En 15 días se volverán a reunir para monitorear la situación.

Al respecto, Winkelmann destacó: «Estamos muy preocupados. Si bien ya hace un tiempo que venimos con estos problemas de faltantes de materiales, faltantes de precios, con todos los materiales relacionados, productos de origen importado, es mucho más complicado. Nadie te quiere cotizar al no tener un precio de referencia y así se nos torna imposible preparar una licitación».

Con este panorama, el referente santafesino de la construcción enfatizó: «Le hicimos una presentación formal al municipio el pasado miércoles, con un pedido de suspensión de todos los actos administrativos referentes a llamados a licitación y otros contratos que hay por firmar, sin dar tiempos ni plazos. Por la mañana tuvimos un encuentro con el intendente y parte de su gabinete, entienden el planteo perfectamente y quedamos en un impasse de 15 días para juntarnos luego y ver cómo sigue la situación».

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.