Actualidad

Metrovías continuará con la concesión del subte por 12 años

Empresas en esta noticia

Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) aprobó la adjudicación de la nueva concesión para operar el subte porteño al consorcio Benito Roggio Transporte-Metrovías. El nuevo contrato, según el comunicado oficial que difundió el organismo, será por doce años, y entrará en vigencia dentro de los 90 días posteriores a la publicación en el Boletín Oficial de la Ciudad.

Una de las principales novedades del nuevo contrato que firmará Metrovías, que de esta manera continuará a cargo del manejo del transporte bajo tierra, que también incluye al premetro, es que si la empresa no cumple con el servicio pautado no recibirá el pago correspondiente, según informa el comunicado. «Es decir, se remunerará en base al indicador coche/kilómetro comercial (CKC); esto es, el servicio efectivamente prestado. Este nuevo cálculo para la erogación mensual por parte del gobierno significa un estímulo para el operador, que deberá contar con la flota necesaria para cumplir el programa operativo y aumentar la eficiencia de los talleres para agilizar y optimizar las tareas de mantenimiento del material rodante», explican.

El nuevo contrato, además, «prevé inversiones en materia de infraestructura y la incorporación de tecnologías de vanguardia orientadas a brindar un mejor servicio a los usuarios de la red», agrega el texto.

 

Una licitación y un solo oferente en carrera

El proceso licitatorio del subte comenzó en 2018, y se recibieron tres ofertas. Entre finales de 2019 y principios de este año, dos de las empresas, RATP Dev (subsidiaria del Metro de París) en sociedad con Alstom; y Keolis, junto con Transport for London y Corporación América, anunciaron su retiro como oferentes. La última en bajarse había sido Keolis en enero pasado. Las razones de la marcha atrás de ambas empresas, según dijeron sus voceros en ese momento, tenían que ver con los cambios en el escenario económico de la Argentina. De esta manera, la única compañía que siguió en juego fue el local Consorcio Benito Roggio Transporte-Metrovías.

Si bien la concesión será por el término de doce años, hay posibilidad de prórroga por otros tres, un cambio que modifica las condiciones en comparación con el contrato anterior, que estipulaba un plazo de 20 años. «Además, el operador pasará a hacerse cargo de los gastos resultantes de las revisiones generales del material rodante, y se prevé un incentivo por incremento de la demanda de pasajeros producto de su gestión», señala el comunicado.

En 2013 el subte pasó a ser controlado por la administración local y en ese momento se declaró la emergencia en el servicio para toda la red mediante la aprobación de una ley. Esa norma marcó como fecha límite para el fin del contrato con Metrovías el 31 de diciembre de 2016, pero luego en la Legislatura se aprobó una prórroga hasta fin de 2017 y, un año después, a diciembre de 2018. Lo que se creía iba a ser la última prórroga sucedió a fin de 2018 cuando se dio una extensión de un año más hasta el 31 de diciembre de 2019. Pero desde ese día la actual operadora continúa a cargo del transporte bajo tierra.

 

Inversiones en infraestructura y tecnología 4.0

«Ofrecer un mejor servicio al usuario implica garantizar y aumentar la disponibilidad de trenes y optimizar el funcionamiento de las instalaciones. Para eso, se avanzará en dos grandes proyectos. Por un lado, la inversión en infraestructura, con intervenciones en todos los talleres de la red, que derivará en un incremento de las formaciones disponibles para la operación», detalla el anuncio. Por otro, se menciona un plan que va de la mano de la digitalización, lo que supone pasar de un mantenimiento 2.0 a uno 4.0. «Esto es, a un esquema de mantenimiento predictivo, que implicará una reorganización de toda la estructura. Permitirá adelantarse al desgaste natural de escaleras, ascensores, trenes, vías e instalaciones, y efectuar el mantenimiento a un menor costo y tiempo. Así, el objetivo es mejorar de forma continua la seguridad y disponibilidad de la flota, asegurar la confiabilidad del servicio, aumentar la eficiencia, reducir costos, mejorar la experiencia de los usuarios y cuidar el medio ambiente», explican desde Sbase.

En el plan presentado por la empresa Metrovías, que fue analizada por la Comisión Evaluadora, integrada por representantes del gobierno porteño, del Ministerio de Economía y Finanzas y Sbase, el nuevo operador también propuso la creación de una nueva app, que además de contener información básica como los horarios del próximo tren, el estado de los medios de elevación y frecuencias, incorpore nuevas funcionalidades, como un libro de quejas online, información general de la red y atención en línea, entre otras.

Además, entre los avances tecnológicos se suma la incorporación de «estaciones inteligentes», con pantallas LED, que permitirán el monitoreo remoto y el envío de mensajes ilimitados desde el área de Información al usuario; tótems digitales interactivos (TDI) con información de la red, del estado del servicio y conectividad con colectivos; modernización de las máquinas de recarga de tarjeta SUBE; reemplazo de molinetes actuales por puertas de vidrio doble hoja en estaciones con gran flujo de usuarios para reducir la evasión; señalética inteligente sobre líneas de molinetes con indicación del estado de servicio; cartelería estática en andenes y bilingüe. También, mejoras en los accesos para personas con movilidad reducida y nuevos equipos POS (Point of Sale) en boleterías, que permitirán mayor rapidez y seguridad en las operaciones, entrega de ticket, retrocarga, mensajería desde y hacia el supervisor, y botón antipánico.

Fuente: La Nación

Suscripción a

Las noticias más importantes, una vez por semana, sin cargo, en su email.

Complete sus datos para suscribirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *